•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La industria avícola de Nicaragua considera que está lista para exportar carne de pollo a Estados Unidos.

Por lo tanto, esa industria ya comenzó las gestiones para el proceso de certificación de las plantas nicaragüenses por parte de las autoridades sanitarias estadounidenses, informó ayer Alfredo Vélez, vicepresidente de la empresa Cargill de Nicaragua y presidente de la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos (Anapa).

“Ese proceso lleva alrededor de tres años prepararlo con las autoridades sanitarias de Estados Unidos y, como toma tanto tiempo, tenemos que comenzar temprano. Ya estamos preparados, estamos listos. Aquí ha habido siete años de vigilancia sanitaria en lo que es aves vivas, traspatios y humedales y hemos salido muy bien”, aseguró Vélez.

Las plantas de proceso están certificadas y están listas para este proceso de prepararnos para exportar a Estados Unidos”, agregó.

De cara al DR-Cafta

El proceso consiste en que las empresas le expresan al Gobierno de Nicaragua, por medio del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), que quieren certificarse para exportar a determinado país, en este caso del sector avícola a Estados Unidos.

Luego el Gobierno les solicita a las autoridades sanitarias de ese país que vengan a inspeccionar las plantas de procesamiento y una vez que estas vienen, emiten o niegan la certificación.

“En Estados Unidos el proceso es largo. Lo normal toma tres años. Como el Cafta termina en siete años (cero  aranceles para todos los productos), creemos que podemos tener la certificación unos tres años antes de que termine el Cafta, ya con el precedente de que parte de ese proceso ya fue aprobado a Honduras”, reveló el vicepresidente de Cargill.

¿Por qué las industrias de Nicaragua se están preparando para exportar pollo a Estados Unidos? “Es fundamental hacerlo”, dijo Vélez, quien argumentó que “al estar recibiendo carne de pollo (muslo y pierna) estadounidense nos va a llevar a la posición de exportar algo de pechuga de pollo a ese país”.

Según Vélez, la pechuga de pollo tiene un precio muy atractivo en Estados Unidos y puede ser competitivo para la industria.

Añadió que la industria mantiene su compromiso de satisfacer la demanda nacional de carne de pollo y ratificó que lo que se busca es “un balance” y “que no haya un comercio de una sola vía”, es decir, que en el futuro la industria solo vea venir las importaciones de carne de pollo de Estados Unidos.

En el 2015, la industria avícola de Nicaragua sacrificó 64.5 millones de aves y produjo 285.8 millones de libras.

Para este año, se proyecta la matanza de 67.7 millones de aves y la producción de 300 millones de libras, según el Plan de Producción, Consumo y Comercio 2016-2017, presentado por el Gobierno la semana pasada.

Nicaragua también ha solicitado la certificación de sus plantas avícolas al Gobierno de Honduras, dio a conocer el vicepresidente de Cargill de Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus