•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El asesor económico Bayardo Arce anunció ayer que el presidente Daniel Ortega enviará el martes próximo el Anteproyecto de Ley de Asociaciones Público-Privada (APP) a la Asamblea Nacional, el cual es impulsado por las nuevas “presiones” que han surgido con el crecimiento económico que ha experimentado el país durante los últimos años.

Arce hizo el anuncio durante una exposición ante miembros de la Camara Empresaril Taiwanesa-Nicaragüense (Cetainic).

“Tenemos que entrar a la segunda etapa: la Asociación Público-Privada y de aquí al martes el presidente Daniel Ortega estará presentando a la Asamblea Nacional la ley de Asociaciones Público-Privada, que tenemos el compromiso de negociar como lo hemos hecho estos años en todos sus alcances con el sector empresarial”, planteó Arce.

El asesor presidencial argumentó que el crecimiento económico de Nicaragua ha establecido nuevas presiones de infraestructura. “Mucho de nuestro futuro está en la infraestructura, no podemos seguir desarrollando la agroindustria, siendo más competitivos si no crecemos en materia de infraestructura, este crecimiento ya nos crea unas presiones enormes, (…) hay una presión sobre los puertos, aeropuertos y carreteras”, aseguró.

Al respecto el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, explicó que el anteproyecto de ley es un esfuerzo que “hemos venido desarrollando durante varios meses” y en el que ha estado involucrado la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC), ProNicaragua y el Gobierno.

“(Hemos trabajado) en tener una nueva Ley Asociación Público-Privado, ha habido un esquema que ha permitido tener una enorme comunicación entre el sector público; sin embargo, hoy tenemos la necesidad de aumentar las inversiones en el país, principalmente en el sector de infraestructura”, expresó Aguerri.

Según el presidente del Cosep, la ley permitirá que haya inversión en el país y existan procesos de licitación transparentes. “Esto permite responder a la demanda que hoy tenemos en las carreteras, en los puertos, en los aeropuertos, en las mismas escuelas, en la inversión pública”, agregó Aguerri.

El dirigente empresarial dijo sentirse contento con la entrada del anteproyecto de ley a la Asamblea Nacional y aseguró que estarán trabajando en el consenso de cada artículo de la legislación.

“Esperamos que en los próximos meses tengamos una nueva ley en el país”, subrayó Aguerri.

El año pasado, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó la cuarta edición del Infrascopio 2014, el cual midió la capacidad de un país para movilizar inversión privada en infraestructura a través de asociaciones público-privadas y en él se expuso que  “Nicaragua no tenía cuerpo alguno de gestión de APP" y planteó que la actual administración ha “demorado continuamente la adopción e implementación de una ley de APP, a pesar de difundidos llamados del sector privado pidiendo un marco integral”.

"Esto (la ley que se anuncia) permite responder a la demanda que hoy tenemos en las carreteras, en los puertos, en los aeropuertos, en las mismas escuelas, en la inversión pública.” José Adán Aguerri, Presidente del COSEP.

Según la publicación, la adopción de una legislación  APP abriría una importante fuente de financiamiento para corregir el déficit nicaragüense en infraestructura. “Un centro de estudios local, Funides (Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social), ha afirmado que el actual sistema vial está deteniendo el desarrollo de Nicaragua y que actualizarlo a estándares regionales requeriría de 5,500 millones de dólares a precios actuales en los próximos 10-20 años”, indicó el estudio el año pasado.

Gobierno compra seguros para proteger economía ante cambio climático

Clima• Bayardo Arce expuso ayer que las perspectivas económicas de Nicaragua son muy buenas; sin embargo, adujo que el Gobierno ha sido prudente al trasladarlo al pueblo, pues considera que sobre las expectativas existen dos riesgos: la volatilidad de la economía internacional y los efectos del cambio climático.

Ante los efectos del cambio climático, contó Arce, el Gobierno ha tomado medidas y el año pasado con el apoyo financiero del Banco Mundial “contratamos un seguro para la economía nacional para huracanes y terremotos. Estamos negociando para ver si a mediados de este año o del otro, podemos llegar a tener un seguro para la economía por exceso o escasez de lluvia”.

“Hemos experimentado efectos del cambio climático y arrancamos con los daños de los huracanes Juana en 1988, Mitch en 1998, Félix en 2007, las tormentas de 2011 y les sumamos la sequía. Las pérdida se cuantifican en 2,207 millones de dólares por el impacto directo de los desastres naturales”, consideró Arce.

El asesor presidencial agregó que “al final de cuentas, hay paliativos para los efectos de los desastres naturales, pero no para los vaivenes de las economías del mundo”. “Nosotros apostamos a un crecimiento del 4.7% en el 2017, le subimos un punto en 2018 y a partir de 2019 vaticinamos un crecimiento sostenido arriba de 5%”, explico Arce.

En las proyecciones de crecimiento económico oficial, aclaró, no están incluidos los megaproyectos como la hidroeléctrica Tumarín, el Canal de Nicaragua y la refinería de petróleo que ha anunciado el gobierno del presidente Ortega. El asesor presidencial insistió en que los ejes económicos que se estableció el Gobierno están orientado a la diversificación de la economía, política de felicitación de gestión económica y consenso permanente entre sindicatos de trabajadores y sector privado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus