•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más de 3.5 millones de personas en Centroamérica se encuentran en situación de inseguridad alimentaria y necesitan apoyo ante la sequía que sufre la región.  

"Sin la suficiente asistencia de emergencia, se espera que la escasez de comida continúe al menos hasta septiembre", dijo el portavoz de Naciones Unidas, Farhan Haq durante la conferencia de prensa diaria de la organización, ayer viernes.

El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua están sufriendo su peor sequía en décadas como consecuencia del fenómeno El Niño. La falta de lluvia desde 2014 ha resultado en la pérdida de muchos cultivos y la muerte de ganado, según la ONU, que avisa de la situación vulnerable que sufren las poblaciones de algunas zonas.

Según Gobiernos de la zona, ONG y agencias de Naciones Unidas, en total son unos 3.5 millones de personas los que sufren inseguridad alimentaria y necesitan apoyo sanitario y para la recuperación de medios de sustento.

Mientras tanto, unas lluvias mayores de lo normal en partes de Suramérica han continuado causando inundaciones y facilitando la expansión de enfermedades transmitidas por mosquitos como la malaria, el dengue, el chikunguña y el zika.

DESPLAZAMIENTO

La sequía que azota a Honduras a causa del fenómeno El Niño, producto del cambio climático, y sus consecuencias en la agricultura influyen "directamente" en el desplazamiento de hondureños, alertó recientemente la directora de la organización humanitaria Plan Internacional, Belinda Portillo.

  • El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua están sufriendo su peor sequía en décadas como consecuencia del fenómeno El Niño. Para octubre de este 2016 se espera que "La Niña" golpee a la región centroamericana.

La falta de alimentos y el impacto negativo del cambio climático en la agricultura (...), aumenta los niveles de violencia, de desnutrición y de desplazamiento interno", dijo Portillo.

La prolongada sequía causada por el fenómeno meteorológico El Niño, potenciado por el cambio climático, afecta a aquellas regiones con menos recursos, especialmente a poblaciones indígenas, agregó.

El fenómeno provoca desde fuertes sequías por el aumento de temperaturas y la escasez de precipitaciones, hasta devastadoras lluvias e inundaciones.

PÉRDIDAS EN NICARAGUA

La Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) calculó en febrero pasado en 200 millones de dólares las pérdidas ocasionadas por la sequía durante el 2015

El 2015 fue especialmente seco en Nicaragua debido a los efectos de El Niño por segundo año consecutivo. Los daños mayores se presentaron en los cultivos de sorgo, cacahuete, y caña de azúcar, según Upanic.

En cambio, los ganaderos, que venían de perder unas 4,000 reses por falta de agua en el 2014, no reportaron muertes en 2015.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus