Donald José Porras Cárdenas
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Día de la Madre o Día de las Madres es una festividad que se celebra en honor a las madres en todo el mundo, en diferentes fechas del año, según el país. Su origen contemporáneo se remitiría al Mother's Friendship Day y las reuniones Mother's Day Meetings, organizadas en 1865 o 1868 por Ann Maria Reeves Jarvis.

Eva (del hebreo havvâ, árabe  hawā') es, según el Mito de la Creación de las religiones Abrahámicas, la primera mujer que Dios creó sobre la Tierra y la mujer de Adán, el primer hombre. Su historia se encuentra en el libro de Génesis, desde el versículo 27 del capítulo 1 hasta el versículo 2 del capítulo 5.

De acuerdo con Wikipedia, las primeras celebraciones del Día de la Madre se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea,  madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.

Igualmente, los romanos llamaron a esta celebración Hilaria cuando la adquirieron de los griegos. Se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se realizaban ofrendas.

Los católicos transformaron estas celebraciones para honrar a la Virgen María, la madre de Jesús. En el santoral católico, el 8 de diciembre se celebra la Fiesta de la Inmaculada Concepción, fecha que los católicos adoptaron para la celebración del Día de la Madre.

María (en arameo, 'Mariam'), madre de Jesús de Nazaret, fue una mujer judía de Nazaret de Galilea, quien, según diversos pasajes neotestamentarios pertenecientes al Evangelio de Mateo, al Evangelio de Lucas y a los Hechos de los Apóstoles, vivió entre fines del siglo I a.C. y mediados del siglo I d.C. También el Corán (siglo VII), libro sagrado del islam, la presenta como madre de Jesús (Isa), bajo su nombre árabe, Maryam o Miriam.

La presencia de María en el cristianismo primitivo no fue la de una simple testigo, sino la de una personalidad cualificada y en más de un sentido única, partícipe excluyente de un momento clave de la Historia de la Salvación, la Encarnación de Jesucristo, y copartícipe de otros dos, la crucifixión y muerte de Jesús, y la conformación de la primera comunidad cristiana orante inmediatamente antes de la venida del Espíritu Santo en Pentecostés.

En Inglaterra hacia el siglo XVII, tenía lugar un acontecimiento similar, también relacionado con la Virgen, que se denominaba Domingo de las Madres. Los niños concurrían a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras. Además, como muchas personas trabajaban para gente acaudalada y no tenían la oportunidad de estar en sus hogares, ese Domingo se le daba el día libre para visitar a sus familias. 

Proclama del Día de la Madre

En 1870, la poetisa y activista Julia Ward Howe escribió la Proclama del Día de la Madre,  apasionado llamado a la paz y al desarme.

En 1873, mujeres en 18 ciudades estadounidenses realizaron una reunión del Día de la Madre. Boston lo siguió celebrando durante al menos una década más. Howe continuó trabajando por otras vías por los derechos de las mujeres y por la paz.

Finalmente, siete años después, el presidente Woodrow Wilson declaró en el año 1914 el Día de la Madre como el segundo domingo de mayo en Estados Unidos. Así fue gestado el Día Internacional de la Madre, que después fue encontrando eco en otros países que lo adoptaron hasta tenerse la celebración conocida en la actualidad.

Madres adoptivas

Del latín “mater”, biológicamente, se entiende por madre, a aquel ser vivo de sexo femenino que ha tenido un hijo o hija. Por instinto, las madres de todas las especies tienden a cuidar a sus crías, a amamantarlas, a ayudarlas a crecer, hasta que puedan valerse por sí mismas. Hay madres, que sin ser biológicas, cuidan con amor y esmero a los hijos de otra hembra, que los abandonó, por fallas en su instinto materno, o que murió, o que no pueda hacerse cargo de su cuidado, por múltiples motivos. Por ejemplo, enfermedad o extrema pobreza. A estas madres se las llama madres adoptivas, lo que no solo se da en entre los humanos sino en muchas especies animales, y aún entre seres de distintas especies.

Culto a las madres en tierras nicas

En Nicaragua, contemporáneamente se festeja desde 1940 el Día de la Madre, el 30 de mayo, de forma ininterrumpida.

Nuestro homenaje como Confederación a nuestras madres nicaragüenses.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus