Redacción Dinero
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un estudio realizado por la firma  KPMG sobre el mercado de tabaco en Centroamérica y el Caribe, publicado en 2015, señala que 2.310 millardos de cigarrillos, el equivalente al 23.7 del total de consumo de la área, son contrabandeados o falsificados, mientras que en el caso de Nicaragua, indica que el “5 % de los cigarrillos consumidos en el territorio pertenecen a marcas  no domésticas de comercio ilícito”.

Para Diana Carranza, gerente de Asuntos Externos y Legal de British American Tobacco (Batca), las marcas ilícitas de cigarrillos constituyen un competidor desleal en vista de que los comercializadores de estas no pagan los impuestos aplicables al cigarrillo y por ende pueden ofrecer precios bajos.

Carranza agregó que su compañía apoya plenamente a los reguladores locales, gobiernos y organizaciones internacionales como la Organización Mundial de Aduanas, la Organización Mundial del Comercio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en sus esfuerzos por eliminar todas las formas de comercio ilícito de tabaco.

Según algunas estimaciones, recogidas en el estudio de KPMG, en materia de impuestos no pagados a los gobiernos, los costos del tabaco ilícito rondan entre los US$40 y US$$50 millardos por año, lo que representa aproximadamente un robo de $110 millones diarios.

 “Las ventas de tabaco ilícito financian actividades como la trata de personas, el tráfico de drogas y de armas. La cantidad de tabaco ilícito es mucho más significativa de lo que se piensa: un estimado de US$400 y US$600 millardos de cigarrillos, el equivalente aproximado al 10-12% del consumo mundial”, señala el informe. 

El estudio analizó datos de ventas domésticas legales,  resultados encuestas de paquetes vacíos y el análisis de tendencias de viajes para calcular el volumen de flujos de salida y de flujos de entrada no domésticos hacia y desde cada país de estudio, con el fin de cuantificar los cigarrillos legales no domésticos y los cigarrillos falsificados y de contrabando restantes consumidos en la región.

En diciembre pasado, un total de 2,107,200 cigarrillos de contrabando de fabricación china y estadounidense fueron incautados en Guatemala. El producto había sido traficado desde Belice hasta territorio guatemalteco, evadiendo el pago de impuestos, según informó el Ministerio Público (MP-Fiscalía). 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus