•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la Finca “Bella Aurora”, propiedad de Joaquín Lovo López, ubicada en el municipio de Dipilto, está el café más caro del 2016: U$23.95 por libra. A ese precio cerró en la subasta electrónica internacional celebrada la mañana de este jueves en el Hotel Fronteras de la ciudad de Ocotal e impulsada por la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN)

El segundo precio de café fino lo obtuvo la Finca El Naranjo Dipilto, propiedad de Luis Emilio Valladares, a U$9.80 la libra; y el tercer lugar, el grano de la finca El Puma, de Alberto Javier Ramos Gutiérrez a U$9.10. El precio menor en la lista de 14 ofertantes se ubicó en U$4.80 por libra.

Lovo López, siempre con su característico sombrero de gamuza, dijo que no esperaba pegarle al primer lugar con el café maracaturra, variedad que también fue preferida en el certamen de la Taza de la Excelencia de 2015.

Se impone el maracaturra

“Bueno, emocionado porque a todos nos gusta el café y nos gusta sembrarlo porque da chelines”, expresó sonriente y repiqueteando los dedos. “Todos los años participó en estos eventos. No presentía que sería el primer lugar, pero es una cosa que agradezco. Yo he trabajado toda mi vida y eso es algo que no se discute”, enfatizó.

Joaquín Lovo Gutiérrez (hijo) que le acompañaba dijo que este café a precio de oro, proviene de cuatro manzanas de la variedad maracaturra, bajo sombra, de un total de 52 manzanas de la finca Bella Aurora. Recordó que dicho cafetal fue sembrado por su padre en 1950 en la comarca El Cambalache, sobre la Cordillera Dipilto-Jalapa.

Aumentó precio

Edwin Ruiz, director ejecutivo de ACEN, manifestó que este primer evento, ahora eminentemente nicaragüense, superó las expectativas iniciales. Comparó que en 2015 el precio promedio en la subasta internacional fue de U$5.70, mientras ahora ha sido de U$6.92. Eso se tradujo en un alza del 17.6 por ciento.

Añadió que el evento de Cafés Finos de Nicaragua diversificó el mercado de compradores. La mayor cantidad de pujadores llegaba de Asia, particularmente de Japón, Taiwán y Corea del Sur. Dijo que se abrió la subasta a las 07:00 a.m. con un precio base de cuatro centavos la libra.

Resaltó que Cafés Finos es una subasta electrónica contratada por Nicaragua, y la primera de este tipo que se realiza desde 2002 en que se inició con la Taza de la Excelencia, de franquicia internacional.

Compran credibilidad 

“Los compradores no están comprando la marca con la que se ha venido vendiendo, sino que están pujando por los cafés de Nicaragua, por la credibilidad y la labor extraordinaria que realizan los productores nacionales y por la transparencia del proceso que cuenta con muchos filtros”, destacó.

Aclaró que este certamen es una herramienta de promoción de los cafés de Nicaragua “que no pretender vender toda la cosecha del país, sino mostrar lo mejor a los compradores del mundo”, acotó.

Nueva Segovia es café fino

Por otro lado destaca el hecho de que el 100% de los lotes de café, de entre cinco y 15 quintales, subastados pertenecen a fincas de Nueva Segovia. “Matagalpa y Jinotega producen buenos café. Ahora, probablemente, se quedaron fuera por una cuestión de puntaje y por una baja participación”, expresó.

  • 14 ofertantes participaron ayer en la subasta electrónica internacional. 

Al cierre de la subasta, a las 10 de la mañana, una gran cantidad de productores tenían sus teléfonos móviles a las orejas, recibiendo felicitaciones y presumiblemente en conversaciones directas con los compradores.

Gonzalo Castillo Moreno, de la Finca Las Promesas de San Blas, Dipilto, dijo que ya un comprador de su café, cotizado por un comprador coreano a U$653 por quintal, “me llamó, porque quieren venir a conocer mi finca, y lo llevaré a la de mis vecinos para promoverle también sus cafés”, expresó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus