EFE
  •   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, advirtió ayer que el exceso de capacidad de producción industrial china constituye una “preocupación central” para otros países debido a las “distorsiones” que genera.

El exceso de capacidad industrial china ha causado “un efecto enorme en los mercados mundiales”, especialmente en sectores como el acero o el aluminio, afirmó Lew en un coloquio con estudiantes de la Universidad Tsinghua, en Pekín.

“Vemos distorsiones en los mercados mundiales”, añadió y recalcó que el que China corrija este problema es una preocupación “central” para la economía global, pero también para la economía china, así como para las relaciones entre Pekín y Washington.

En los últimos años, China ha sido objeto de varias medidas o investigaciones por “dumping” —de Estados Unidos, la Unión Europea, entre otros países— por sus exportaciones de productos industriales, especialmente en productos siderúrgicos.

También resaltó que no es solo un asunto que preocupe a Estados Unidos, ya que hay otros países productores de acero "que plantean las mismas cuestiones que nosotros".

Lew se encuentra en la capital china para participar hoy y el martes junto con el secretario estadounidense de Estado, John Kerry, en una nueva edición del Diálogo Estratégico y Económico entre ambas potencias.

Además, envió al gobierno chino un claro mensaje a favor de que continúe la reforma de la industria pesada, que afecta sobre todo a su hipertrofiado y deficitario sector público.

"El exceso de capacidad es, además, corrosivo para una economía que busca la eficiencia. No es saludable para una economía que busca asegurar su crecimiento a medio y largo plazo", resaltó.

China ha anunciado en el último año importantes planes para la reforma de sus empresas públicas y el recorte de la producción de acero y carbón, aunque el proceso de puesta en marcha no acaba de satisfacer a sus competidores.

Economía de mercado 

Lew también pidió que el gobierno de Pekín "mantenga su agenda de reformas" económicas como un elemento "importante" para que China pueda obtener el estatus de economía de mercado.

Estados Unidos y la Unión Europea negocian por separado con China un acuerdo de inversiones que permita, entre otros puntos, la apertura de más sectores de la economía china a inversiones y compras por parte de compañías foráneas.

Lew refirió que esta negociación es "uno de los principales asuntos" del diálogo entre China y su país, ya que busca "abrir los mercados a la libre competencia y a las inversiones", y dijo que finanzas o salud son algunos ejemplos de sectores en los que podría haber progresos.

El secretario del Tesoro estadounidense confió en que ambas partes podrán lograr avances en esta negociación durante los últimos meses del gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus