•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En los primeros días de enero de este año, el precio del café se situaba en US$123.9 por quintal, un precio que no cubre los costos de producción de los caficultores nicaragüenses.

Aunque el valor del grano llegó ayer a US$131.7, no es una garantía de que se estabilice, pues a lo largo del año se ha mantenido en constantes fluctuaciones, impulsadas por diferentes factores, según Edwin Ruiz, director ejecutivo de la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN).

El oro y el azúcar, otros dos commodities importantes para Nicaragua, también comenzaron el año con precios bajos, pero han podido recuperarse.

Resistencia en US$140

En el mercado del café están influyendo varios factores para que el precio se mantenga en constantes fluctuaciones, resaltó el director ejecutivo de ACEN.

Ruiz explicó que el mercado ha hecho varios intentos por subir y romper la resistencia de los US$140 por quintal, pero el precio más alto que ha alcanzado fue el de US$138.20, y ha retrocedido. 

“Obviamente están en juego todas las variables. La oferta y la demanda, como la cosecha próxima de Brasil y la demanda internacional, la producción de Vietnam y la de la misma Colombia, son factores que están afectando la volatilidad del mercado del café; pero también hay otros mercados que arrastran al mercado del café, como la moneda y el petróleo”, afirmó Ruiz.

En Brasil se espera una producción de 49.6 millones de sacos de 60 kilogramos en su próxima cosecha, superior a la de 2015. 

Eso hace que el precio del grano baje, sin embargo, según Ruiz, desde el viernes pasado se comenzó a hablar de una helada en ese país, que motivó un poco la subida de precios, cerrando en US$131.7 ayer, con una recuperación de 3.6% con respecto al precio del pasado viernes en el mercado de Nueva York.

La volatilidad del precio del café, si bien es una desventaja para la producción de café nacional, Ruiz considera que trae un beneficio implícito para los productores, ya que estos se esfuerzan por mejorar la calidad de su grano.

Explicó que al productor ya no le resulta vender su café con esos precios, que están por debajo de sus costos de producción, pero si se enfocan en la calidad pueden encontrar un diferencial de precios (desde +US$5 hasta +US$80) o venderlo en una subasta electrónica, como café especial, lo que les da un sobreprecio. “No son lotes muy grandes, pero sí ha hecho que el productor se preocupe por la calidad del café. Es un efecto positivo en medio de la crisis”, refirió el director ejecutivo de ACEN.

Azúcar se recupera

El precio del azúcar a inicios de enero era de US$14.9 por quintal. El endulzante venía en recuperación, ya que en agosto de 2015 estuvo por debajo de los US$11. Ayer cerró en US$18.75.

Mario Amador, gerente general del Comité Nicaragüense de Productores de Azúcar (CNPA), explicó que el incremento del precio del endulzante se debe a la reducción de la producción en los principales productores de azúcar del mundo (Brasil y la India) y al poco inventario a nivel mundial del producto.

“La India fue afectada fuertemente por la sequía y su producción de azúcar ha bajado bastante. Este año va a importar azúcar, en vez de exportar”, afirmó Amador.

Agregó que “los inventarios mundiales de azúcar están tensionados, porque como se ha venido bajando la producción y el consumo ha venido creciendo de forma sostenida, estamos en niveles de inventarios mundiales más estrechos. Es decir, ya hay una demanda que podría, de darse una helada o una sequía en Brasil, dejarnos sin azúcar a nivel mundial”, explicó el gerente general del CNPA.

Según este experto, actualmente se suma otra problemática en Brasil que está haciendo crecer el precio. “En Brasil ha habido lluvias fuertes, lo que ha obligado a los productores a parar la zafra, en momentos en que deberían tener zafra plena. Los puertos de Brasil también están saturados de cargas y están teniendo problemas para exportar”, contó Amador. 

Además, recordó que los países de Centroamérica, que son también productores de azúcar, vieron mermadas su producción por la sequía de los dos años anteriores. 

Según Amador, los ciclos de precios en el azúcar tienen una duración de tres a cuatro años.

Actualmente se está dejando atrás un ciclo de malos precios.

“Cuando los precios suben, los productores incrementan su producción, viene una sobreoferta y los precios vuelven a bajar”, explicó.

Por otra parte, cuando el azúcar sube de precio, las fábricas que habían cerrado por bajos precios vuelven a instalarse. Igual sucede con los productores.  

“La India tiene como 10 millones de productores de caña, pero son muy pequeños, de modo que si este año está malo el precio, dejan de sembrar caña y se dedican a otros cultivos”, mencionó el gerente general del CNPA.

Oro como refugio

El precio del metal precioso se vino abajo en el 2015, al igual que otras materias primas, llegando casi a los US$1,000 por onza troy.

Sin embargo, su precio ayer ascendió a más de US$1,246.

“Efectivamente, el oro sobrepasó en febrero la barrera de los US$1,200 por onza, el mayor nivel alcanzado desde mayo de 2015. En las siguientes semanas, experimentó algunas bajas y recuperaciones, pero su mínimo promedio se ha mantenido en US$1,215”, dijo en abril pasado Sergio Ríos, presidente de la Cámara Minera de Nicaragua (Caminic).

En ese entonces, Ríos explicó que “ante la volatilidad que experimentan los mercados, el oro se vuelve un refugio natural buscado por los inversionistas para proteger sus recursos”.

Por su parte, Omar Vega, gerente país de la empresa canadiense B2Gold, dijo recientemente que en el 2015 el precio del oro bajó hasta los US$1,050 la onza, pero “para la industria en general, a nivel mundial, precios a nivel de US$1,000 limitan muchas operaciones”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus