•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La broca, aunque diminuta, como la cabeza de un alfiler, es uno de los mayores dolores de cabeza de los cafetaleros, define el sitio web del Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible (Simas).

Tiene un largo nombre científico, 'hypothenemus hampei ferrari', y poca gente sabe que es la hembra quien inicia el daño por su capacidad de volar.

Esta, preñada, perfora el fruto de café para hacer galerías que sirven de cuna a sus huevos. De ellos, salen unas larvitas o gusanitos que al nacer encuentran la comida dentro del fruto, muy cerca de su boca.

Manejo adecuado

La referida página en internet expresa que en unos 42 días se desarrollan en adultos, listos para volver a empezar ese proceso. De ahí que no hay que bajar la guardia después de pasada la temporada del corte de café.

“El manejo poscosecha se inicia a lo inmediato después de haber colectado el último grano, incluyendo los del suelo o pepena para evitar la reproducción de la broca, que por un descuido es tan agresiva como la roya”, detalla Luis Osorio, especialista del Consejo Nacional del Café (Conacafe).

En la planta de café y en el suelo quedan algunos granos, que si no se recolectan, se convertirán en comida para la plaga. La broca se mantiene en la humedad, bajo la sombra, protegida por la maleza o el monte en espera de que pinte el nuevo grano. Esta espera es su punto débil y es el momento de combatirla, recomiendan los expertos.

William Urroz, con más de 30 años experiencia en combate de plagas de diferentes cultivos, recomienda varias alternativas para el manejo de cafetales sin aplicación de venenos, una de ellas es la “repela” y “pepena” de los granos, después de la cosecha.

Ese experto también recomendó usar trampas para capturar las brocas adultas. Las trampas son hechas a base de café maduro molido, crudo y combinado con alcohol.

Urroz además hizo énfasis en “no mezclar granos de lotes sanos con cosecha que está infectada con broca” en el beneficio de café.

Asimismo, el experto manifestó que hay que cortar los primeros frutos que nacen, o el llamado graniteo, sobre todo de los lotes atacados por brocas.

En algunas ocasiones además, según el experto, la producción de un hongo conocido como 'beauveria bassiana' y la liberación de una “avispita” parasitoide de la broca que lleva por nombre 'cephalonomia stephanoderis' son otras alternativas para esa plaga del café.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus