Dr. Iván Escobar Fornos / Profesor de Ibesi
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

II Parte

SOCIEDAD MOMENTÁNEA


Como su nombre lo indica, es aquella en que el ánimo de los socios es vincularse solamente para ejecutar el objeto social convenido y dar por extinguida la sociedad.

El art. 2130.11 del Proyecto del 2015 la define como aquella en que dos o más personas, empresarias o no, convienen por contrato escrito ejecutar una o varias operaciones mercantiles y todos los socios responden solidariamente frente a terceros con que contratan (art. 2130.11). Si no existe el contrato, se puede probar por todos los medios de prueba permitidos (art. 2130.3).

Francisco Galgano (Sociedades, págs. 6 y 7) considera que la sociedad ocasional exige una actividad y no es suficiente un acto aislado, como, por ejemplo, el acuerdo de varias personas para comprar una sola vez títulos de bolsa con el objeto de repartirse las diferencias favorables al fin del mes. Agrega que puede tratarse de un solo negocio si implica el desarrollo de una actividad y cita como paradigmático el caso de una sentencia de la Corte de Casación en la que varias personas compraron la cosecha de frutas en el árbol, para cortarla y venderla. Un negocio aislado, opina, puede implicar el desarrollo de una actividad prolongada en el tiempo, como en el caso de la construcción de un edificio o de una represa. Cita como ejemplo el Canal de Suez, para lo cual se constituyó una sociedad con ese fin específico en 1858 y su realización se prolongó por un espacio de doce años.

EL CONSORCIO

El consorcio se forma cuando dos o más empresarios, con fines de lucro, presentan una misma propuesta al otro contratante para que se le adjudique o ejecute un contrato, en virtud del cual responderán solidariamente de las obligaciones y estipulaciones a que se comprometieron en la propuesta y las derivadas del contrato (art. 2130.4).

El consorcio permite realizar una variedad de negocios, pequeños y grandes: comprar y vender, en el interior o fuera del país, construir una casa o edificio, un ferrocarril, un canal, etc.

El contrato debe redactarse en forma clara y detallada sobre todas las obligaciones y derechos de los contratantes, el objeto del giro del negocio, la responsabilidad frente a terceros, el rol que asume cada socio del consorcio en la ejecución del contrato, el representante legal del consorcio y los beneficios; etc. (art. 21306.6).

UNIÓN PROPORCIONAL

La unión proporcional se forma mediante la concurrencia de los elementos siguientes: a) Cuando dos o más personas empresarias se juntan y presentan conjuntamente una misma propuesta para la celebración o ejecución de un contrato. b) Los asociados responden de las obligaciones originadas en la propuesta y el contrato en proporción al porcentaje de participación o de la parte que le corresponda a cada uno de los miembros de la unión proporcional (art. 2130.5).

Es una modalidad del consorcio y se diferencia en que no se establece la responsabilidad solidaria —según la literalidad de la ley— y el reparto obligacional de acuerdo con los porcentajes establecidos. Sus giros negociables pueden ser los mismos que los del consorcio.

La sociedad momentánea, la sociedad en participación, el consorcio y la unión proporcional son modalidades del joint venture, aunque no exactamente el mismo.

Se constituye en instrumento público o privado con las cláusulas establecidos en el art. 2120.6.

En el Proyecto de 1978 se contempló únicamente el contrato de asociación momentánea (arts. 4318 – 00.01 y sigts.).


ivanescobarfornos@gmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus