Redacción Dinero
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Banco Mundial informó ayer que redujo a 2.4% sus perspectivas de crecimiento de la economía mundial en 2016.
En enero de este año, las proyecciones eran de 2.9%.

“Esta medida es consecuencia del lento crecimiento de las economías avanzadas, los precios persistentemente bajos de los productos básicos, el flojo comercio mundial y la disminución de los flujos de capital”, señaló el BM en una nota de prensa.

Causas

Según el organismo financiero internacional, los mercados emergentes y las economías en desarrollo exportadores de productos básicos han tenido dificultades para adaptarse a la disminución de los precios del petróleo y otros commodities.

Eso representa la mitad de la revisión a la baja, ya que las proyecciones indican que esas economías crecerán escasamente a un ritmo de 0.4% en este 2016, lo cual representa una revisión a la baja de 1.2 puntos porcentuales.

Por el contrario, los mercados emergentes y las economías en desarrollo importadores de productos básicos se han adaptado mejor que los países exportadores, aunque los beneficios derivados de los precios más bajos de la energía y otros productos básicos no se han concretado rápidamente.

Esas economías más bien se expandirán un 5.8% en 2016, pero con una pequeña baja respecto al crecimiento obtenido en 2015, estimado en 5.9%.

En China, por ejemplo, se pronostica un crecimiento de 6.7% en 2016, tras el 6.9% que se registró el año pasado.

La robusta expansión económica de India se podría mantener estable con un crecimiento de 7.6%.

Brasil y Rusia en cambio seguirán en una recesión “más profunda que la pronosticada en enero”.

Difícil pronóstico

“En un contexto de atonía del crecimiento, la economía mundial enfrenta graves riesgos, entre ellos una desaceleración más profunda en los principales mercados emergentes, cambios pronunciados en la actitud de los mercados financieros, estancamiento en las economías avanzadas, un período de precios bajos de los productos básicos más prolongado que lo previsto, riesgos geopolíticos en diversas partes del planeta y preocupación respecto de la eficacia de la política monetaria para impulsar un crecimiento más sólido”, pronostica el BM.

América Latina y el Caribe

En América Latina y el Caribe se registrará una contracción del 1.3% en 2016, según el Banco Mundial, luego de una disminución del 0.7% en 2015, y será la primera vez en más de 30 años que se registra una recesión en dos años consecutivos.

Se prevé que esta región comenzará a crecer nuevamente en 2017, y cobrará impulso en forma gradual hasta llegar a alrededor del 2% en 2018.

Sin embargo, las perspectivas son diferentes en las diversas partes de la región: “en Sudamérica se pronostica una contracción del 2.8% este año, seguida de una leve recuperación en 2017. Por el contrario, el producto de la subregión de México y América Central, y del Caribe, respaldado por los vínculos con los Estados Unidos y las sólidas exportaciones, aumentaría un 2.7% y un 2.6%, respectivamente, en 2016, y más aún en 2017 y 2018”, afirma la nota.

“El pronóstico para Brasil indica una contracción del 4% en 2016 y se prevé que la recesión continuará en 2017, en un contexto en el que se intenta aplicar una política más restrictiva, aumenta el desempleo, disminuyen los ingresos reales y reina la incertidumbre política”, agregó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus