•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los incumplimientos de contratos de café, que eran hace unos años un dolor de cabeza para los exportadores del grano y para los que promueven una buena imagen del rojito nicaragüense en el exterior, se han reducido; y la confianza y credibilidad en Nicaragua de parte de los compradores internacionales han mejorado, afirman expertos en el tema.

José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan), es uno de los que considera que los incumplimientos de contratos de venta en el café causaron muchos daños a los exportadores y la imagen del país en el exterior.

Buitrago explicó que los exportadores son un enlace en la cadena de comercialización. “El exportador lo que hace es vender el café del productor a un comprador en el extranjero y trabaja por una comisión”, sostuvo el presidente de Excan.

Pero “si el productor no cumple con la entrega del producto y las condiciones pactadas, el exportador sí tiene que cumplir por fuerza con su comprador en el exterior. Es una obligación, que muchos productores en Nicaragua no lo veían así e incumplían”, opinó Buitrago.

El incumplimiento

El problema se daba principalmente cuando el mercado internacional del café variaba.

“Por ejemplo, el productor vendía su café en US$130 por quintal, pero de pronto aparecía una helada en Brasil y el precio subía a US$200, entonces él tenía el compromiso de entregarlo como lo vendió, a un precio de US$130, porque ese fue el precio con que también fijó el exportador, pero se negaba a entregarlo y se lo vendía a otro comprador”, explicó el presidente de Excan.

Luz Marina Arana, consultora en investigación e inteligencia de mercados, dijo que también muchas cooperativas de productores enfrentaron ese problema.

“En ese caso el exportador tenía que salir corriendo a buscar cómo comprar el café que se había comprometido a entregar al comprador internacional, con castigo, porque ya nadie se lo iba a vender en US$130, sino al precio actual. Era un conflicto bien serio entre productor y exportador”, agregó Buitrago.

Edwin Ruiz, director ejecutivo de la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN), dijo que el tema del cumplimiento también es importante en la calidad.

“Una vez que el comprador internacional se fija en la calidad y le gusta, viene el cumplimiento, porque puede ser que el productor venda un buen café, pero no haga el embarque en la fecha pactada, o no se embarque el mismo café con la calidad pactada. Eso es tan importante como la calidad misma”, refirió el director ejecutivo de ACEN.

En eso se ha trabajado muchísimo y ha ganado mucho prestigio Nicaragua, aseguró Ruiz.

Situación complicada

El presidente de Excan recordó que la situación era complicada, porque “al parecer los productores pensaban 'yo se lo vendí en US$130 y ahora el exportador se va a hacer rico porque lo va a vender a US$200'". Pero, aseguró que eso no es cierto, "porque si los productores venden su café en US$130, el exportador inmediatamente se compromete con el comprador a un precio igual”.

El representante del sector exportador del café insistió en que ellos solo ganan una comisión por la comercialización. “No es que el exportador va a esperar que el mercado se recupere, porque eso se llama especulación y en el café nadie puede especular. El que lo hace corre el riesgo de perderlo todo, porque mañana el precio del café puede bajar o subir”, señaló Buitrago.

Catastrófico

Según Buitrago, hoy día los productores entienden más el proceso de exportación y la importancia del cumplimiento de los compromisos adquiridos con los compradores. “Al hacer la operación de exportación se dan cuenta de la responsabilidad de cumplir los contratos, sino nadie les vuelve a comprar un grano de café. Poco a poco han venido asimilando lo que es el mercado de futuro y las dificultades que se enfrentan”, afirmó.

Para Luz Marina Arana, los contratos de café son igual que cualquier contrato, es decir, se tienen que respetar.

  • Cuando un productor hace eso podría “dejar en la calle a un exportador”, dijo José Ángel Buitrago.

Arana aseveró que el incumplimiento de contratos se difunde entre los compradores internacionales y eso puede ser “catastrófico” para cualquier exportador o productor, pudiendo incluso llevarlo a la quiebra. “A una empresa que incurre en un incumplimiento de contrato le costará redimirse ante los compradores internacionales”, dijo Arana.

Por su parte Edwin Ruiz, director ejecutivo de ACEN, dijo que hoy en día los compradores internacionales tienen vínculos muy fuertes con los productores. “En el mundo del café somos muy comunicativos y cualquier incumplimiento se sabe, y se sabe muy claramente”, aseveró Ruiz.

Para Arana, lo que hacía falta era capacitación sobre el mercado internacional y negociación a los productores. “Muchos de ellos veían el mercado internacional como si estaban en el mercado nacional”, comentó.

“No existe un registro de los incumplimientos, sobre qué fecha se han dado más incumplimientos y quiénes fueron los que incumplieron, pero en la historia y la memoria de los que trabajamos en café sabemos quiénes incurrieron en incumplimientos, de productor a exportador, y de exportador al comprador", sostuvo Ruiz. "Debo decirte que ha habido un esfuerzo por parte de los exportadores por recuperar ese aspecto de la credibilidad del país, hasta el punto que hoy los compradores tienen mucha confianza”, aseveró el director ejecutivo de ACEN.

Afirmó además que hay países de Centroamérica donde los compradores internacionales no hacen contratos directos con productores. Tiene que ser siempre a través de una exportadora, y ser una exportadora tradicional y con credibilidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus