•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan), advirtió que en el recién iniciado ciclo agrícola 2016-2017 la broca ha mostrado una incidencia mayor al 20 por ciento en los cafetales de Nicaragua, cuando lo normal es un tres por ciento. El impacto se vería en una disminución en la producción de hasta un 20 por ciento.

“Hay fincas que tienen más del 20 por ciento de incidencia, eso significa que puede darse un efecto gravísimo en el ciclo que sería mucho mayor al efecto que tuvo la roya en la producción de café”, manifestó Buitrago, al tiempo que expresó que han informado al Gobierno de Nicaragua sobre la problemática.

Buitrago comentó que el Gobierno les dijo que iba a analizar la situación, pero a su criterio la evaluación debió realizarse “desde hace rato”. “La broca es peor que la roya, el gorgojo perfora el grano de café y la calidad se viene al carajo. Se logra controlar con el endosulfán, el cual logra bajar la población que hay en los cafetales, pero a falta de insecticidas se ha ido reproduciendo”, señaló.

  • Ante la incidencia de la roya, algunos productores del país están comprando insecticidas alterados y a un costo mayor.

Ante la incidencia de la roya, algunos productores del país están comprando insecticidas alterados y a un costo mayor, declaró Buitrago, quien refirió también que las fincas del norte del país han sido las más afectadas con esta enfermedad en las plantas de café.

Al respecto, Michael Healy Lacayo, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), señaló que el endosulfán es el único producto que puede combatir la broca eficazmente, pero desde hace dos años se prohibió su uso.

“Le dijimos al Gobierno  que está creciendo el impacto de la broca, usualmente se maneja en menos del 2%, hoy por hoy tenés zonas que andan arriba del 4% de incidencia. El Gobierno nos informó que mandaron a realizar un censo a nivel nacional y escogieron 170 fincas donde vieron que la incidencia estaba en menos del 3%”, compartió Healy.

Ante la elaboración del censo, Upanic propuso contactar a los productores para que enviaran un listado con las fincas que tienen mayor incidencia de la broca y creó una comisión que realizará visitas in situ con el objetivo de inspeccionar y así la epidemia “no se salga de las manos”.

“Hay fincas bien afectadas, si el Gobierno dijo que hizo la inspección, le creemos, ahora vamos a ir donde está la broca. El tratado de Estocolmo prohibió a mayo de 2017 el uso de endosulfán y Estados Unidos va más adelante, en agosto de 2016 lo prohibió, pero siempre hay controles biológicos, hay casas comerciales que están trayendo otro productos”, reveló Healy.

El sector privado le ha planteado en varias ocasiones al Gobierno la necesidad del uso de endosulfán para controlar la broca del café. José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), externó hace semanas que en una reunión de la Comisión Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Conatradec) se lo mencionaron a los funcionarios que participan en esa comisión.

“Hemos visto que el impacto que ha tenido la broca en el sector (café) ha aumentado de niveles de menos del 2% a niveles de 10%. El problema es que no hay un sustituto del endosulfán”, subrayó Aguerri, en ese tiempo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus