•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las cortinas rompevientos  mejorará la  infiltración del agua, detendrá la velocidad de los  viento, la pérdida de materia orgánica y mejorará la diversidad, lo anunció la delegada departamental del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales. Marena, Ana Julia Vargas, quien agregó que los municipios favorecidos son Chinandega, El Viejo, Puerto Morazán, Chichigalpa, Posoltega y Villanueva, todos de vocación agrícola.

El trabajo de instalar barreras “rompevientos”, es nacional. Simultáneamente se estarían sembrando árboles este año, en Masaya, Managua, León y Chinandega.

Vargas, participó del donativo de 50 mil plantas que la Asociación de Agricultores de Chinandega (Adach), entregó a productores de la zona, escuelas e instituciones, con el propósito de contribuir a la reforestación local, en el presente invierno.

“La meta es entregar otro lote de 50 mil plantas más. El requisito es que tengan la buena voluntad de sembrarlas y cuidarlas”, dijo el presidente de Adach, Salvador Baca, organización que promueve el cuido del medio ambiente.

Chinandega, tiene dos años de experimentar tolvaneras, cuando se preparan las tierras para los diferentes rubros. “La barrera rompeviento, afecta más en el departamento de León, por ser más seco, pero Chinandega también es alcanzado por ese fenómeno”, subrayó Baca, quien instó a los dueños de fincas a recoger sus plantas, para la formación de las cortinas “rompevientos”.

Respaldo

La Iniciativa privada, respaldará el plan ambiental.  Por ello, En la hacienda “Cosiguina”, jurisdicción de El Viejo, existe otro vivero de 10 mil plantas, de las especies nativas como pochote, jenízaro, guanacaste y laurel, que también están a disposición del Marena, para mitigar los efectos del despale en la Península.

“Este es el tercer año que se prepara el vivero. El objetivo es que haya un impacto positivo en los bosques y zona de reserva natural, castigada por el hombre en la última década”, declaró Luis Rafael Gasteazoro Campos, representante del Grupo Gasteazoro.

A nivel empresarial, la empresa COMASA,  dispone de un vivero de plantas forestales y maderables, que se sumó a la causa de los productores chinandeganos. Ese centro agro-industrial donó planta para la arborización de cuatro escuelas locales y un tramo en la rivera del Rio Acome, que desde hace 10 años, lo cuidan y vigilan.

En la década de los 80, se sembró en León , 200 kilómetros de cortinas, en una zona que comprendía desde el municipio de La Paz Centro, hasta el Este de León, entre plantas forestales y frutales, por aquello que las personas como los animales necesitan de estos alimentos, para la dieta regular.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus