•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El bueno manejo del suelo y el aumento de la producción agropecuaria fueron algunos de los temas abordados en un foro virtual que organizó el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y  el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie).

“El aumento de la productividad agropecuaria es esencial para el crecimiento de la producción. El buen manejo del suelo es clave para el desarrollo agrícola, es importante conocerlo y conservarlo de manera adecuada para aprovechar este capital natural que es esencial para la producción agrícola”, dijo Katia Marzall, líder del proyecto insignia Resiliencia y Gestión Integral de Riesgos en la Agricultura del IICA.

El evento contó con la participación del director del Centro de Agricultura y Seguridad Alimentaria del Instituto de la Tierra, de la Universidad de Columbia, Pedro Sánchez, quien durante su ponencia abarcó conceptos básicos como el manejo de la materia orgánica de suelo y su relación con los procesos de adaptación y mitigación al cambio climático.

MATERIA ORGÁNICA

“La materia orgánica del suelo es lo que le da la vida al mismo y es esencial diferenciar entre la materia orgánica del suelo y los insumos orgánicos. Estos últimos, tales como la hojarasca, las raíces descompuestas o el estiércol son insumos que se añaden al suelo”, dijo el líder mundial en manejo integrado de suelos y sistemas agroforestales.

El evento forma parte del ciclo de foros virtuales “Nutrición de suelos y productividad agropecuaria”, que desarrollará el Instituto y el Catie de forma periódica, con el objetivo de intercambiar información y experiencias sobre los beneficios de sistemas productivos que promuevan un adecuado manejo nutricional del suelo, materia orgánica y sus impactos económicos.

La iniciativa busca también, promover agendas de investigación y cooperación en el tema y crear un espacio de diálogo sobre iniciativas globales para la restauración de los suelos degradados en Latinoamérica.  El primer foro del ciclo contó con 673 conexiones de 25 países diferentes.