María Joaquina Sánchez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La industria de microfinanzas nicaragüenses, similar a otros países de Latinoamérica, nació en la década de los años noventa, a fin de atender la demanda de servicios financieros de micro y  pequeños empresarios, segmento que, ni el sector público, ni la banca privada estaban atendiendo. A partir del año 1998 y a raíz del huracán Mitch, diversos cooperantes incrementaron de forma significativa el apoyo al sector microfinanciero. En ese mismo año, nació la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas (Asomif); como una forma de consolidar y fortalecer la industria.

A la fecha, Asomif agrupa 25 organizaciones, las cuales son las más representativas del mercado con  una red de 203 oficinas en toda la república. Las entidades agremiadas en Asomif trabajan con unos 492 mil clientes, un 55% de ellos mujeres, y con una cartera de 337 millones de dólares, según datos brindados por el licenciado. Fernando Guzmán, Presidente de Asomif. Con la visión de ser una Asociación de Instituciones Microfinancieras integrada por actores diversos, cohesionada, sólida y dinámica; Asomif es un ente promotor de la tecnología de punta de la industria de microfinanzas, que además ofrece variedad de productos microfinancieros por todo el país y que contribuye al desarrollo de sus asociados.

A lo largo de estos años de su existencia, Asomif ha desarrollado una agenda de fortalecimiento institucional encaminada a profesionalizar a sus instituciones afiliadas y al recurso humano de las mismas, lo que le ha permitido a las entidades atender de forma eficiente al sector urbano y rural, expresa Guzmán. Pero, ¿cómo los préstamos han contribuido significativamente al mejoramiento de la calidad de vida?, el presidente de Asomif manifiesta que los créditos solicitados por las personas promueven el autodesarrollo, es decir la industria de microfinanzas que genera el autoempleo.

“Tenemos un sin número de clientes que comenzaron con pequeños negocios y hoy son empresarios prósperos. Con el apoyo de esta industria a través del  microcréditos, se ha logrado aliviar la pobreza en muchos hogares nicaragüenses”, destaca Guzmán.

Importancia

El volumen anual que es atendido por el sector de microfinanzas es de 650 millones de dólares aproximadamente, pues es un segmento poblacional  que la banca formal no los atiende. “La importancia de las microfinanzas ha sido que hemos tenido un impacto económico  positivo en las unidades familiares que financiamos generando más empleos. Impactando a un 40 por ciento del total de la población del país, propiciándoles la inclusión social y financiera en la sociedad Nicaragüense”, puntualiza el Presidente de Asomif.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus