•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Reserva Federal (Fed) optó por la prudencia al dejar los tipos de interés sin cambios, ante la incertidumbre generada por el inminente referéndum sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) y el sorprendentemente frágil dato de creación de empleo en EE.UU. en mayo.

"Fue uno de los factores para tomar la decisión de hoy (martes pasado) (El Brexit) podría suponer importantes consecuencias sobre los mercados financieros", aseguró la presidenta de la Fed, Janet Yellen, en una rueda de prensa posterior al comunicado del banco central, que mantuvo los tipos de interés de referencia en el nivel actual del 0.25% y 0.50%.

En este sentido, Yellen agregó que "la vulnerabilidad en la economía global se mantiene. Las percepciones y el apetito de riesgo de los inversores pueden cambiar de manera abrupta".

En sus últimas comparecencias públicas, Yellen ha advertido de manera repetida sobre "las significativas repercusiones económicas" del Brexit y sus efectos sobre la "confianza de los inversores".

El próximo 23 de junio los británicos decidirán en referéndum si se quedan en el seno de la Unión Europea (UE) u optan por romper con los socios europeos, opción bautizada como "Brexit".

El apoyo al "Brexit" ha avanzado en los últimos sondeos sobre intención de voto, que le otorgan una ventaja de hasta siete puntos frente a los que piden quedarse en el bloque comunitario.

Poco empleo 

Los mercados ya habían descartado una posible alza de tipos tras el encuentro del Comité Federal de Mercado Abierto del banco central estadounidense, después de conocerse que en mayo apenas se habían creado 38,000 nuevos empleos en EE.UU., la cifra mensual más baja en cinco años.

Yellen reconoció que algunos de los últimos datos recibidos no habían sido los esperados, especialmente el débil reporte de desempleo de mayo.

Para la presidenta de la Fed, los recientes indicadores ofrecen una lectura "mixta", pero apuntó en el lado positivo "un repunte" reciente en el crecimiento económico.

"Es importante no sobreactuar a uno o dos indicadores", agregó Yellen.

La decisión sobre política monetaria se produjo de manera unánime, con diez votos a favor y ninguno en contra.

En este contexto, la Fed mantuvo como apropiado un ritmo "gradual" de ajuste monetario, y cifró en dos las probables subidas de tipos previstas antes de que concluya este año.

"Algunos dicen que la Fed es inconsistente. Otros dicen que es esclava de los mercados. Para mí, es una Fed sumamente dependiente de los datos en un mundo inusualmente fluido", afirmó Mohamed El-Erian, exconsejero delegado del fondo de inversión Pimco y analista financiero.

Baja previsiones de crecimiento 

Los mercados reaccionaron a la baja y el Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, cerró el martes pasado con descenso de 0.16%.

Además, la Fed divulgó sus nuevas proyecciones macroeconómicas, en las que redujo sus previsiones de crecimiento para 2016 hasta el 2%, frente al 2.2% anticipado en marzo, y el de 2017 a 2%, ante el 2.1% previo.

Sobre el desempleo, mantuvo sus previsiones de una tasa del 4.7% para finales de este año, y de 4.6% para el próximo, en niveles que los analistas consideran próximos al pleno empleo.

Mientras, la inflación continuará con su progresiva alza hasta cerrar 2016 con una tasa del 1.4% y del 1.9% en 2017, de acuerdo con la Fed.

La presidenta del banco central estadounidense comparecerá la semana que viene, el martes 21 de junio, en el Congreso de EEUU para presentar su informe semestral sobre perspectivas económicas y política monetaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus