EFE
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La apertura de la ampliación del Canal de Panamá es preparada “al milímetro” para evitar cualquier “sorpresa” el día de la ceremonia oficial, el próximo 26 de junio, que ni la alerta por la gripe que ha costado 24 vidas este año, ni la poca asistencia de gobernantes invitados deslucirá.

El “ajuste final de tuercas”, como lo calificó ayer en una entrevista el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, es un “trabajo de equipo” para lograr el éxito de la operación de la nueva vía, cuya duración está garantizada para los próximos 100 años y demandó una inversión inicial de US$5,250 millones.

El ministro de Asuntos del Canal, Roberto Roy, puso “en corredera” a todo el personal el fin de semana reciente porque dispuso que hoy, antes del mediodía, la barcaza-draga Oceanus, propiedad de la entidad, realice un tránsito por la esclusa de Cocolí, en el sector Pacífico, que hasta ahora no ha sido probada.

“El propósito es que se pruebe cómo funcionan las compuertas, las válvulas, la operación de los remolcadores, todos los sistemas”, para evitar “cualquier sorpresa” al momento que pase el Cosco Shipping Panama, el barco chino que hará el primer tránsito oficial completo por la nueva esclusa, indicó a Efe una portavoz de la ACP.

Roy también le anunció al personal que se hará otro tránsito, probablemente el miércoles, de un barco panamax en tránsito normal, al que se le desviará para pasar por Cocolí, también para el “ajuste de tuercas final”.

El sector Salud, dirigido desde el pasado 15 de junio por el ministro Miguel Mayo, ha hecho lo propio respecto a la oleada de más de 45,000 casos de influenza y los 24 fallecidos por AH1N1 acumulados en el año, y desde el sábado comenzó la campaña extraordinaria de vacunación con un millón de dosis, 300,000 traídas el viernes y otras 600,000 ayer desde Francia.

A la inauguración de la ampliación han sido invitadas, boleto en mano, 20,000 personas, pero si se detecta alguna con síntomas de la enfermedad se le pedirá retirarse para evitar un mayor riesgo de propagación de la influenza, siguiendo los consejos de la Organización Mundial de la Salud.

Pero la ceremonia no se detendrá y los 3,000 invitados especiales del gobierno panameño estarán protegidos y cuidados por el dispositivo impuesto por el Servicio de Protección Institucional (SPI), que resguardará a las al menos 60 delegaciones ya confirmadas ayer por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus