•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Históricamente, los pobladores del norte de la Costa Caribe han dependido del mercado del Pacífico para abastecerse de vegetales, lo cual resulta tedioso y costoso, por eso decidieron comenzar la siembra de ese rubro y están obteniendo las primeras cosechas.

En Leymus, Kururia, San Jerónimo, Miguel Bikan, Tasba Pain, Santa Clara, Francia Sirpi, Awastigni, Moss, Santa Martha, Sagnilaya, Sisin, Kuakuil, Boom Suipi, Betania, San Pablo, Sahsa, Naranjal, Sumubila, Nazareth, Maniwatla, ya están produciendo vegetales frescos y libres de tóxicos.

Juan Ramón Rosales Chow, asesor para temas agroecológicos del Instituto de Investigaciones y Gestión Social (Inges), dijo que un estudio de mercado reflejó que casi el 100% de los habitantes de la Costa Caribe Norte consumen productos, incluidos vegetales, provenientes del Pacífico, por lo que decidieron implementar un proyecto para que los comunitarios cultiven las verduras en sus patios, obtengan ganancias y paulatinamente dejen de depender del mercado tradicional.

PEQUEÑAS PARCELAS

Rosales Chow detalló que los comunitarios siembran en parcelas de 60 metros cuadrados tomate, zanahoria, rábano, chayote, pipián, chiltomas, pepinos, repollos, frijol de vara, entre otros, los cuales comercializan en sus comunidades, sin intermediarios a precios módicos.

Clorinda Medina Morales, pobladora de la comunidad Nazaret, dijo a El Nuevo Diario, que junto a otros comunitarios han hecho tres ventas de vegetales, obteniendo las primeras ganancias, y esperan en el futuro dejar la dependencia de los mercados del Pacífico.

“Esta experiencia es excelente, hemos aprendido a cultivar en nuestros patios, sin agroquímicos, a obtener fuentes de ingresos. Hemos vendido pipián, ayote, tomate y los productos tradicionales de la Costa, como son:  yuca, quequisque, banano, camote, plátano, malanga y la fruta de pan”, expresó Medina Morales.

Manifestó que los precios de los vegetales, las frutas y las legumbres provenientes del Pacífico, son elevados debido al transporte de los mismos que muchas veces se dificulta por el pésimo estado de los caminos y el alto costo de los combustibles.  

PRODUCCIÓN SOSTENIDA

Juan Ramón Rosales Chow detalló que la siembra la hacen en cajones para controlar el suelo y las plagas, con abono orgánico para que la población consuma productos sanos.

“Ahorita está comenzando la producción, la idea es tener 125 huertos en 21 comunidades cosechando de forma escalonada. Además de los vegetales estamos incentivando la producción de maracuyá. La idea es que tengamos producción sostenida de vegetales los 365 días del año.

Serán entre 35 a 40 cultivos que los comunitarios desarrollarán para comer y vender”, explicó el funcionario.  

Rosales Chow aseguró que esperan que en 2019 dejen de ser dependientes de los mercados del Pacífico y esperan un ingreso por familia de cada productor de US$100 por año, como resultado de tres cosechas por ciclo.

“La ventaja es que aquí no hay escasez de tierra, y llueve casi todo el año. En las comunidades donde se está produciendo hay una gran cantidad de caños y ríos.  Reforestaremos y sustituiremos muchos árboles de cítricos, que ya cumplieron su vida útil, para obtener cosechas en el futuro de ese rubro”, precisó el funcionario.

OTROS PRODUCTOS

Expresó que en los pobladores de las 21 comunidades también elaborarán jaleas de guayaba, vino y semilla de marañón, como valor agregado.

“Estamos promoviendo la creación de pequeñas carpinterías para elaborar productos, incluidos juguetes de la madera de pino, y la creación de pequeñas empresas comunitarias para que los comunitarios, entre ellos varios misquitos, extiendan facturas, paguen impuestos, y lleven sus asuntos contables”, precisó Rosales Chow.

El funcionario afirmó que se creará un fondo para pagar una parte de la cosecha a los productores, y la otra parte se entregará en consignación en los mercados a través de una red de jóvenes que comercializarán los productos en las cabeceras municipales del Caribe Norte.

Aseguró que construirán el mercado de verduras de Puerto Cabezas y el mercado de Waspán, donde los pobladores podrán abastecerse de los vegetales que se cosechen en esas tierras.

Además, instalarán en las comunidades de incidencia Centros de Información para el Desarrollo Comunitario (Cidoc) a través de la señal de internet.

También comercializarán productos elaborados con plantas medicinales, con apoyo de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (Uraccan).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus