•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En medio de una conmoción económica mundial, expertos consideran que Nicaragua y Centroamérica están al margen de cualquier impacto fuerte del brexit, porque el flujo de inversión, comercio y operaciones con el Reino Unido es bajo.

Además, destacan que Nicaragua ha establecido relaciones bilaterales con el Reino Unido que le permitirán seguir una relación de comercio y cooperación.

El economista Noel Ramírez valoró que la libra esterlina se está devaluando respecto a todas las monedas del mundo, lo que podría ser beneficioso para las exportaciones e importaciones de Nicaragua con el Reino Unido.

“Si se devalúa la libra esterlina con relación al dólar, y como el córdoba mantiene una relación bastante estable respecto al dólar, también la libra esterlina se estaría devaluando un poco con respecto al córdoba. Eso significa que ahora el córdoba va a tener un poco más de fortaleza con relación a la libra esterlina”, explicó el expresidente del Banco Central nicaragüense.

En consecuencia, agregó Ramírez, los productos de Nicaragua que vayan al mercado inglés serán un poco más caros en términos relativos, en comparación a los precios establecidos antes del brexit.

“Eso podría tener un impacto marginal en el comportamiento de exportaciones hacia Inglaterra, y el otro fenómeno que se podría dar es que como se devalúa la libra con respecto al dólar y el córdoba, las importaciones inglesas que compramos se van a abaratar, y eso es un incentivo de querer importar un poco más”, comentó.

En cuanto a la cooperación entre Nicaragua y el Reino Unido, Ramírez cree que no se verá afectada. “No creo que los montos de ayuda de Inglaterra a Nicaragua puedan salir lastimados”, enfatizó.

Exportaciones

Para las economías de Centroamérica, el Reino Unido es el socio comercial número 17, de los 235 que tiene.

Según el Banco Central de Nicaragua, las exportaciones al Reino Unido representaron US$51.1 millones en 2015. El monto de esas exportaciones se duplicó en los últimos cinco años, ya que en 2010 las exportaciones eran de 24.5 millones.

El gerente general de Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Mario Arana, dice que es difícil prever el impacto que tendrá el brexit en el país. “Exportamos a Gran Bretaña montos los suficientemente  importantes y con la caída de la libra esterlina en el corto plazo perdemos de entrada, tanto a como ha caído la libra esterlina, y habrá que ver cuándo se estabiliza”, indicó.

Explicó que el problema con el brexit es que puede ser el preámbulo de proteccionismos y nacionalismos que irían en contra de los intereses de países como Nicaragua, ya que como exportadores han apostado a mercados libres y necesitan enviar más.

“Esto podría afectar el presupuesto de la Unión Europea y somos receptores de montos importantes de cooperación, igualmente en su momento, como país, es conveniente estar claro que estamos siendo sometidos a nuevas turbulencias y necesitamos cuidar el clima de negocios en el país”, opinó Arana.

Sugirió rehacer la estrategia, debido a las nuevas presiones e incertidumbres en la economía internacional. “Hay una relación fuerte entre Estados Unidos y Gran Bretaña, y la economía norteamericana se podría ver afectada y pegarnos a la región y a Nicaragua más fuerte. Esto nos plantea nuevos retos”, manifestó Arana.

Cooperación

La embajadora de Alemania en Nicaragua, Ute Konig expresó a El Nuevo Diario que la decisión del Reino Unido repercutirá en la economía de Europa, pero en el caso de Nicaragua no tendrá incidencia porque los convenios establecidos entre el país y la UE continuarán su curso.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), señaló que el crecimiento de Nicaragua está asociado al desarrollo económico mundial y si este se resiente, producto del brexit, tendrá repercusiones en toda Latinoamericana y en Centroamérica, aunque esta última no sea el socio comercial más importante de la UE.

“Para el tema de la integración Centroamericana, es un llamado de atención, es un proceso complejo que requiere de mucha voluntad política y de la necesidad de mayor diálogo para asegurar que estos procesos caminen en la dirección correcta”, advirtió Chamorro.

El director de Funides sugirió ver de cerca el tema de la integración, como un objetivo que no hay que perder de vista. A su criterio, la integración económica de los países europeos, dentro o fuera de ese conglomerado, es fuerte, y el Reino Unido no se saldrá de esquemas comerciales con el resto de la Unión Europea, la cual lleva 60 años.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus