•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Chinandega, se concentran dos rubros de exportación que ocupan buena parte de las tierras cultivables: la caña de azúcar y el maní, que son los que reemplazaron al algodón.

El pequeño y mediano productor se dedica a sembrar maíz, ajonjolí y sorgo; otros siembran plátano y hortalizas; y unos cuantos incursionaron en el marañón, como cultivo alternativo. 

El árbol de marañón es de crecimiento perenne, con un sistema radicular que comprende una raíz pivotante que puede desarrollarse hasta los 10 metros de profundidad y del cual se desprenden las raíces laterales.

Resumen los productores que su periodo de floración normalmente en Nicaragua coincide con la salida del invierno (noviembre-diciembre), el fruto (semilla de marañón) viene por fuera adherida al pedúnculo o falso-fruto y la semilla alcanza su pleno desarrollo hasta que la manzana de marañón está completamente madura y ella se desprende fácilmente del árbol.

En la península de Cosigüina, ubicada a 70 kilómetros de Chinandega, un grupo de pequeños productores, en su mayoría mujeres, decidió diversificar sus parcelas para cosechar semilla de marañón, cuyos resultados fueron la cosecha de tres mil toneladas.

“Estamos entregando la producción a Coinsa. Pretendemos hacer un buen negocio para partir de algo y continuar con nuestros planes de industrialización de la semilla, que tiene mercado afuera, pero que por el momento se quedará en Nicaragua”, refirió Petrona Pérez, una de las productoras.

Pérez detalló que las mujeres que se organizaron para emprender este proyecto agrícola cuentan con 290 manzanas de tierra, donde siembran los árboles de marañón. En su mayoría son socias procedentes de las comunidades rurales Elena María y El Jicarito, colindantes con Potosí.

Te interesa: Productor de maní prevé que se exporten 120,000 toneladas

La actividad económica es incipiente. “Estamos hablando de mujeres que tienen desde una hasta tres manzanas para cultivar el marañón, todas sin financiamiento y de acuerdo con la capacidad de cada mujer productora”, subrayó.

Industria

Las mujeres trabajan de forma artesanal. Desde hace dos semanas, en los mesones de concreto el martillo no para de quebrar semilla, la misma que se mete a los hornos para tostarla y luego seguir el proceso de empaque y posteriormente la comercialización.

“Las jornadas de trabajo son intensas. A golpe de mazo se extrae la semilla, de cuya producción  se espera obtener utilidades que nos dejen sobrevivir y nos ayuden a crecer en el negocio que podríamos en un futuro comercializarlo y sacar derivados de esa actividad”, agregó Pérez.

Las 48 mujeres y 52 varones que componen el grupo denominado Asociación Intercomunitaria Para el Desarrollo Estratégico de la Península de Cosigüina, iniciaron una capacitación para el buen uso de los hornos, el manejo de la temperatura y el tiempo en el proceso, que les permita adquirir el producto con mayor calidad. 

Los productores de la zona de Cosigüina se dedicaron al cultivo de la sandía y el maíz de postrera, actividad paralela al turismo rural y la pesca; sin embargo, han buscado alternativas que puedan sustituir los cultivos tradicionales. A pesar de ello, no cuentan con apoyo económico y sus recursos son bien limitados.

Para el próximo año, este grupo contempla crecer. “Pretendemos ampliar el área de siembra, cuidar el cultivo para que nos genere más resultados de cosecha, gestionar un registro sanitario, un código de barra, adquirir equipos y una planta para elaborar vinos de marañón”, con los cuales habría más entradas económicas.

Durante los últimos tres años, la cosecha ha sido empacada en pequeñas bolsas plásticas que se vendieron en ferias locales y mercados de occidente, antes que la cosecha se vendiera en  Managua

En los municipios de Somotillo, Villanueva, Puerto Morazán y Chinandega hay pequeñas parcelas que venden su producción a los comerciantes de los mercados, quienes son los que empacan en bolsitas para ofrecerlas en las calles, porque la producción que sale de Cosigüina pasará a comercializarse en supermercados de la capital, una vez que se logre una buena presentación.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus