EFE
  •   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión Europea (CE) renovó ayer por un plazo de 18 meses el permiso para el uso del glifosato, una sustancia presente en herbicidas que, según la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, es un posible cancerígeno.

 La autorización se acordó "tras el fracaso de los Estados miembros de asumir su responsabilidad" en ese ámbito y se prolongará hasta que la Agencia Europea de Químicos emita su opinión, dijo la CE en un comunicado.

"La CE amplió hoy (ayer) la aprobación del glifosato por un periodo limitadoo, hasta finales de 2017 como muy tarde. A finales de 2017 se espera una opinión adicional sobre las propiedades de la sustancia activa por parte de la Agencia Europea de Químicos", precisó la CE.

Añadió que esa opinión se tendrá en cuenta a la hora de decidir los siguientes pasos a dar.

El Ejecutivo comunitario propuso también restringir las condiciones de uso del glifosato en la UE, explicó la CE.

Entre ellas se incluye la prohibición del coformulante (principio no activo en pesticidas) PAO-taloamina, minimizar el uso de la sustancia en parques públicos, terrenos de recreo de niños y jardines, y reforzar el escrutinio del uso de glifosato antes de las cosechas. 

La decisión la adelantó el martes el titular europeo de Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, al término de un Consejo de ministros europeos de Agricultura y Pesca.

 "Hemos abordado el asunto con los Estados miembros en el comité permanente, en el comité de apelación y en bilaterales. Estoy sorprendido por las posiciones de algunos de ellos que no han querido escuchar nuestras propuestas", lamentó Andriukaitis.

"Sabemos que existe un plazo límite fijado en el 30 de junio y vamos a adoptar la prórroga de la autorización del glifosato por 18 meses", añadió.

 "La CE lamenta que los Estados miembros no hayan sido capaces de llegar a un acuerdo sobre estas condiciones restrictivas y dirigirá los esfuerzos necesarios para que las adopten tan pronto como sea posible", añade el comunicado de la CE.

Greenpeace lamenta 

Por su parte, la organización Greenpeace lamentó la decisión de la CE "pese a las alertas de la Organización Mundial de la Salud de que puede causar cáncer".

Greenpeace añadió que los gobiernos nacionales y la CE deberían empezar a preparar un plan para abandonar el glifosato tan pronto como sea posible.

 A falta de una renovación antes de esa fecha, los países de la Unión se hubieran visto obligados a retirar las autorizaciones de todos los productos a base de glifosato, entre los que figura el herbicida RoundUp de Monsanto, el más vendido del mundo.

Pese a la opinión negativa de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que lo incluyó en su lista de posibles cancerígenos, el pasado noviembre la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) concluyó que no hay evidencias científicas del vínculo entre el glifosato y esa enfermedad. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus