•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comunidad del Caribe (Caricom) emprendió ayer un debate sobre "las cuestiones más espinosas" que están impidiendo a la organización regional completar la plena aplicación del Mercado Común de la Comunidad del Caribe (CSME).

Así lo confirmó ayer el primer ministro de Barbados, Freundel Stuart, responsable de la agenda para la implementación del CSME, durante la primera jornada de reuniones de la 37 cumbre semestral de Caricom, que se celebra hasta este miércoles en Guyana.

Aunque dijo no estar en condiciones de adelantar las propuestas que tienen sobre la mesa los mandatarios regionales, defendió que se trata de una medida muy beneficiosa para la población caribeña y que diez años después de su aprobación, ya ha mostrado sus frutos.

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, también adelantó que tiene previsto llamar la atención sobre la necesidad de dar un impulso a esta iniciativa, ahora que cumple 10 años y que sigue inacabada.

CIRCULACIÓN DE MERCANCÍAS

El CSME busca permitir la libre circulación de mercancías, recursos, mano de obra y servicios en la región, pero su plena aplicación se ha visto afectado por varios problemas, incluyendo acusaciones por parte de algunos países de la región, de que sus nacionales no están siendo autorizados a entrar libremente en otros Estados miembros.

Además, "en los últimos siete u ocho años nuestra región ha estado bajo la presión de los acontecimientos que tienen lugar en el entorno internacional. La mayoría de nuestros Estados miembros han tenido que estar mirando hacia dentro para garantizar que se ocupaban de los asuntos internos más apremiantes", dijo Rowley.

Por ello, consideró necesario que en esta reunión se retomen "los temas espinosos que hay que resolver", para determinar "cuáles son las montañas que hay que subir para llevar a la total o casi plena aplicación el CSME".

FRACASO

Por su parte, el presidente de Caricom, Roosevelt Skerrit, dijo no entender "por qué no hemos completado la infraestructura esencial para facilitar el movimiento hacia un área efectiva de libre comercio, una comunidad significativa o un mercado y una economía únicos".

Se preguntó por qué la iniciativa ha fracasado hasta ahora y no ha sido capaz de "ganar la tracción necesaria" y, aunque destacó que "hemos logrado algunos progresos", particularmente en el ámbito de la libre circulación de mano de obra, pidió la colaboración de todos argumentando que "se necesitan dos manos para aplaudir".

"Caricom no consiste en imponer políticas y programas a los Estados miembros, sino de empoderarlos por la vía democrática. Por tanto, una gran responsabilidad para desbloquear la situación recae en los propios Estados miembros", aseguró.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus