Ana Jeanssy Fornos Ortiz, Abogada y Directora del Departamento de Marcas de la firma Guy José Benda
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

1. ¿QUÉ ES LA MARCA PAÍS?

El nombre de cada país, constituye su marca-país. Es un concepto utilizado en aspectos tales como el mercadeo, el turismo y otros. Se refiere a la reputación e imagen de un país a través de sus productos, el turismo, la cultura, los deportes, las empresas y organismos públicos y es un medio de atraer el capital extranjero e influir política y culturalmente en el mundo.

El argentino Roberto Occhipinti es el creador de este concepto, quien en su libro Conciencia Exportadora de 1989 habla por primera vez sobre marca país, para luego ampliarlo en su libro, editado en 2003, llamado Marca País.

2. ¿CÓMO SE FORMA?

La marca país, generalmente es formada por el propio nombre del país y un diseño o frase que llega a los corazones de sus habitantes, para poder transmitir y vender esa idea y sentimiento a quienes no conocen el país, su cultura, su gente y sus tradiciones. Por ello, es importante que en el momento de su creación intervengan la mayoría de sectores del país y se cree un verdadero consenso nacional en apoyo a la marca.

Pese a lo anterior son pocos los países que han sumado esfuerzos para mercadear y dar a conocer al mundo entero su marca. La marca país debe dar una imagen positiva de la localidad, para explotar principalmente el turismo, las exportaciones y la inversión.

3. LA MARCA PAÍS Y EL ORGULLO NACIONAL.

Más allá de los beneficios económicos que una adecuada marca-país pueda aportar, su principal importancia radica en la identidad, orgullo y sentimiento que cada ciudadano tenga de formar parte de ese país y de identificarse con esta marca.

4. ESCASA REGULACIÓN DE LA MARCA PAÍS.

En Nicaragua, como en la mayoría de los países latinoamericanos, no existe una regulación sobre la marca-país. Sin embargo, en los últimos cinco años se ha intensificado el debate entre los grupos especializados en Propiedad Intelectual, para la elaboración de un Convenio o Tratado que regule a la marca país y la cooperación y reciprocidad que debe existir en cuanto a su protección entre los países miembros.

En otros países, se han dictado leyes especiales o decretos presidenciales que establecen la figura de la marca país y su particular reglamentación (titularidad, protección, licencias de uso, vigencia, entre otros), esta forma de proceder es, según la experiencia comparada, la mejor manera de regular esta categoría especial de marca.

5. LA MARCA PAÍS ES UNA MARCA SUI GENERIS.

Debe ser confundida con las marcas de fábrica y comercio, las marcas de servicios, las marcas colectivas o de certificación que se inscriben en el Registro de la Propiedad Intelectual. Tampoco debe ser confundida con las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas, pues su finalidad y esencia es distinta.  

Tratar de equiparar la marca país con cualquier tipo de marca, regulada a través de la Ley de Marcas y Otros Signos Distintivos, plantea grandes problemas prácticos, tales como los siguientes: Protección en todas las clases, cancelación por falta de uso, prohibiciones intrínsecas de registrar como marcas los nombres de los países.

Sería caro y difícil para cada Estado, que dese proteger su marca-país alrededor del mundo, presentar solicitudes en todos los países para todas las clases establecidas y superar los obstáculos que presentan la mayoría de legislaciones que impiden el registro de nombres de los países, símbolos patrios y emblemas de gobierno como marcas.

6. NICARAGUA: UNICA… ORIGINAL.

En Nicaragua, el Instituto de Turismo (INTUR) registró en el año 2009, la marca NICARAGUA: UNICA… ORIGINAL! en clases 16, 35 y 39, por lo que su protección se circunscribe a las clases citadas. Si bien es cierto, la categoría de marca país no está regulada como tal, la marca citada es lo más próximo que tenemos a una marca país, dada su conformación.

7. IMAGEN MUY POSIVA DE NUESTRO PAÍS.

Nuestro país tiene actualmente una imagen muy positiva entre los turistas que nos visitan, pero creceríamos aún más si consolidáramos esfuerzos en la creación de una marca país, que haga atractivo nuestro país para quienes no han tenido el placer de conocer nuestra cultura y riqueza histórica, nuestras bellezas naturales, nuestra gente, nuestros productos, inclusive nuestra artesanía y nuestra privilegiada posición geográfica.

El gobierno no puede estar solo en este esfuerzo, todos los empresarios y ciudadanos podemos aportar al desarrollo y crecimiento de la marca país en beneficio de todos. Cuidemos nuestra Nicaragua que en definitiva es única y original, pero además es nuestra por gracia de Dios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus