•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre enero y mayo de 2016, la factura petrolera disminuyó 29.4% con respecto a 2015, cuando el país pagó US$340.3 millones por las compras de petróleo crudo y sus derivados, precisa el Informe de Comercio Exterior de Mercancías, publicado reciente por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

De acuerdo con la entidad, esta reducción obedeció principalmente a una caída interanual de 35.5 por ciento en el precio del petróleo contratado. En total, Nicaragua pagó en factura petrolera (petróleo crudo, lubricantes y derivados) US$240.2 millones, durante los primeros meses del año.

Las importaciones de crudo en el mencionado período superaron los 1.9 millones de barriles, que representaron USS$71.825 millones, menos que los US$141.835 millones pagado en 2015 por más de 2.2 millones de barriles, según datos recogidos en el informe del BCN.

En el caso de los combustibles, el BCN informa que entre enero y mayo, Nicaragua pagó US$148,684 millones, mientras que el año pasado la factura alcanzó US$114,687 millones. En importaciones por lubricantes en los primeros meses del año, el país facturó US$45,832 millones.

Los precios del crudo se recuperaron tímidamente este viernes al cierre en Nueva York, en un mercado estimulado por las excelentes cifras de empleo en Estados Unidos, pero perplejo ante el creciente número de pozos en actividad en el país.

Precio del crudo

El precio del barril de referencia (WTI) para entrega en agosto, que en la víspera había caído 5%, subió apenas 27 centavos, a 45.41 dólares en el New York Mercantile Exchange.

En Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en septiembre subió 36 centavos, a 46.76 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE). “El elemento principal hoy son las cifras de empleo en Estados Unidos”, comentó Phil Flynn, de Price Futures Group.

Con 287,000 nuevos contratos de trabajo netos en junio, la economía estadounidense registró una evolución muy superior a las expectativas, que casi hace olvidar el estancamiento del mercado de trabajo en mayo.

“Esto es de buen augurio para la demanda, cuyo elevado nivel actual (en Estados Unidos) probablemente se mantendrá porque la economía no va tan mal como se temía” es el primer consumidor mundial de crudo, precisó Flynn.

Pero también observó que ese buen dato había presionado al alza el valor del dólar, a causa de las eventuales consecuencias sobre la política monetaria, y que “esto juega como viento en contra” para los precios.

En efecto, al cotizarse en dólares, cualquier aumento del billete verde castiga a los compradores de crudo munidos de otras divisas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus