•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cumbre entre China y la Unión Europea de esta semana tendrá sobre la mesa la negociación sobre la concesión del estatus de economía de mercado al país asiático por parte del bloque europeo, una exigencia de Pekín a la que Bruselas es reticente.

El Parlamento Europeo ya mostró en mayo su rechazo a este reconocimiento. 

Se espera que ambas partes, entre otros asuntos, acerquen posturas durante la reunión que mantendrán los días 12 y 13 en la capital china.

Este debate tiene su origen en las diferentes interpretaciones que suscita el protocolo de acceso de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC), que contemplaba la concesión de ese estatus en un máximo de 15 años desde la entrada del país en el organismo, un plazo vencerá el próximo 11 de diciembre.

“El acuerdo de 2001 por el que China se unió a la OMC tiene un lenguaje que implica para muchos, incluyendo a China, que los países deberían reconocerle el estatus de economía en un plazo de 15 años, hasta diciembre de 2016”, explica a Efe Oliver Rui, profesor de la Escuela Internacional de Negocios China-Europa de Shanghái (Ceibs).

China piensa que es automático. Sin embargo, la UE puede no estar de acuerdo con ello”. Oliver Rui,  profesor de la Escuela Internacional de Negocios China-Europa de Shanghái

“China piensa que es automático. Sin embargo, la UE puede no estar de acuerdo con ello”, añade Rui.

Al igual que los miembros de la UE, Estados Unidos, Canadá, Japón, México y la India tampoco han reconocido a China como economía de mercado, alegando que el gigante asiático no cumple con los requisitos establecidos para tener esa consideración.

Criterios

Según la UE, para que una economía “no de mercado” deje de serlo tiene que cumplir cinco criterios: una baja influencia gubernamental en las empresas; la ausencia de distorsiones en la economía privada; la implementación del derecho societario, un marco legal de economía libre de mercado y disponer de un genuino sector financiero.

La evaluación que llevó a cabo el bloque comunitario sobre el estatus de la economía china en 2008 concluyó que el país asiático suspendía en cuatro de los cinco apartados y, desde entonces, Pekín no ha solicitado una segunda revisión.

“La UE se involucrará en un diálogo bilateral con China, para promover los progresos chinos hacia la consecución de los requisitos del estatus de economía de mercado”, pronosticó el experto de Ceibs.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus