EFE
  •   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Algunos países latinoamericanos trabajan para incorporar nuevos dispositivos en las redes de pesca del camarón con el fin de evitar las capturas de otras especies, dijeron ayer en Roma varios de sus responsables.

El director general técnico del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura, Antonio Porras, sostuvo que en su país están desarrollando esos dispositivos para dejar escapar los peces mientras se pesca camarón blanco en sus costas.

Como solo se pueden reducir y no eliminar por completo esas capturas incidentales, explicó que intentan aprovecharlas igualmente elaborando productos marinados o embutidos de bajo costo ecológico y con un alto nivel nutricional.

Esas actividades de procesamiento pueden contribuir a luchar contra la pobreza y la inseguridad alimentaria de las comunidades locales, según Porras.

Además, dijo que se han tomado otras medidas para garantizar la sostenibilidad ambiental, como obligar a los buques de arrastre a alejarse de la costa a partir de los quince metros de profundidad.

Costa Rica participa, junto con México, Colombia, Brasil, Surinam y Trinidad y Tobago, en un proyecto de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sobre la gestión sostenible de la captura incidental en la pesca de arrastre de América Latina y el Caribe.

INNOVACIÓN

El brasileño Fabio Hazin, actual presidente del Comité de Pesca de la FAO que se reúne esta semana en Roma, destacó que no solo es importante la innovación tecnológica, sino también involucrar a las poblaciones locales y potenciar el papel de la mujer en ese tipo de actividad.

En Brasil, agregó, la pesca industrial y aquella de tipo artesanal conviven en zonas como el noreste del país, al tiempo que las prácticas han ido evolucionando y actualmente muchas de las capturas no deseadas en un principio se están reutilizando después para otros usos.

Por su parte, Martha Estrada, de la Comisión de Acuicultura y Pesca de México, afirmó que también están usando dispositivos para excluir las tortugas y los peces de la pesca de camarón.

CAPACITACIÓN

En ese sentido, subrayó la importancia de los programas de capacitación para los pescadores y la certificación de las redes para esa modalidad de captura.

Además de contar con los fondos necesarios, Estrada llamó a fomentar la investigación para optimizar el uso de las redes y crear un grupo de trabajo a nivel nacional para mejorar la cooperación con todos los sectores y entre países.

La FAO calcula que la cantidad de pescado y demás especies capturadas de forma accidental asciende a unos veinte millones de toneladas en el mundo (alrededor de una cuarta parte de todas las capturas marinas).

Los arrastreros de camarón dejan cada año unos 1.8 millones de toneladas de descartes pesqueros y capturas incidentales, lo que es motivo de sobreexplotación de los recursos marinos y una amenaza para la biodiversidad. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus