•   Nairobi  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, pidió ayer a los líderes internacionales que busquen estrategias conjuntas para lograr un mundo en el que la economía y el medioambiente vayan juntos, combatiendo así las desigualdades.

“La vulnerabilidad económica actual no solo se debe a los mercados volátiles o a la inestabilidad social, sino también a un entorno global frágil, debilitado por el cambio climático”, alertó Ban durante el inicio de la decimocuarta Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad) en Nairobi.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), insistió, son un ejemplo de “financiación sostenible” y ofrecen un modelo de cómo la economía global, la sociedad y el medioambiente deben trabajar conjuntamente.

“Los ODS, que defienden la paz y la prosperidad de las personas y el planeta, no tendrán éxito si los choques y tensiones de nuestro sistema económico y financiero no se tratan adecuadamente”, advirtió.

Acción

Así, el secretario general de la ONU animó a todos los líderes que participan en la Unctad a que pasen a la acción porque “hay más que financiación suficiente” para poner en marcha los ODS.

Para ello, recordó, es necesario que “las inversiones estén alineadas con el desarrollo sostenible”, que el comercio proporcione prosperidad a la población y que responda ante los desafíos del cambio climático.

“Esta es una oportunidad para corregir las desigualdades económicas”, afirmó Ban ante la Unctad, integrada por 194 Estados y numerosas organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales.

Según explicó, la desaceleración del comercio mundial y la falta de inversión productiva han agudizado las profundas divisiones entre los que se han beneficiado de la globalización y los que “continúan quedándose atrás”.

“Y en lugar de trabajar para cambiar a mejor el modelo económico, muchos líderes están adoptando el proteccionismo e incluso la xenofobia”, criticó.

“Fuerzas positivas”

En opinión de Ban, el comercio, las finanzas, la tecnología y la inversión pueden ser fuerzas positivas para poner fin a la pobreza: “Si se utilizan de manera adecuada, podremos asegurar que nadie se queda atrás”.

“Luchemos para que este sea un mundo mejor”, animó Ban a los Estados miembros, a los que pidió que aprovechen esta importante cita en Nairobi para lograr una mayor cooperación en el comercio y en el desarrollo que les acerque a este objetivo.

Para eso, también es necesaria la participación de todos los actores, como la sociedad civil y el sector privado.

“El sector privado tiene una oportunidad sin precedentes para ayudar a crear energía limpia y sostenible, y economías resistentes al clima”, remarcó.

Por su parte, el secretario general de la Unctad, Mukhisa Kituyi, recordó que las promesas deben ser cumplidas y que los Estados tienen que pasar a la acción para demostrar que “el comercio sin fronteras puede acabar con la pobreza”.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, insistió en que el reto más importante actualmente es la erradicación de la pobreza, un requisito indispensable para lograr el desarrollo, que debe ser “incluyente y sostenible”.

“Los principales objetivos son conseguir cero emisiones, mejorar la transparencia para garantizar los compromisos y lograr financiación para apoyar los países en desarrollo”, aseguró Kenyatta.

La conferencia de la Unctad, que se celebrará esta semana en Nairobi, y finalizará hasta el próximo viernes, fue creada en 1964 en el marco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para abordar asuntos relacionados al comercio, las inversiones y el desarrollo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus