•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“¿Hasta cuándo iremos a tener buenas cosechas de arroz en Nicaragua si seguimos sembrando arroz, arroz, arroz, arroz... todos los años?”, preguntó el experto brasileño Emerson Morais durante una charla que brindó en Nicaragua sobre la soya como alternativa sostenible para la rotación de cultivos en la producción de arroz.

Morais, quien trabaja para el Fondo Latinoamericano para el Arroz de Riego (FLAR) y la Asociación Nicaragüense de Arroceros (ANAR), dijo que los productores de arroz tienen que entrar en una dinámica de rotación de cultivos con especies leguminosas, como la soya, para evitar el desgaste de los suelos donde en la actualidad se cosecha la mayor parte del grano que consumen los nicaragüenses.

“Nosotros estamos aquí para que ustedes (productores) tengan vidas largas con el cultivo de arroz en Nicaragua. Y si ustedes pasan años sembrando arroz, arroz, arroz, arroz… va a llegar un día en que no se va poder sembrar arroz”, sostuvo Morais, durante su exposición en el contexto del III Congreso Agropecuario de Upanic.

En Brasil, de acuerdo con el especialista, casi el 45% de la zona arrocera hace rotación de cultivo con soya.

El experto explicó que en ese país, por ejemplo, se hacen rotaciones de cultivos en las fincas en cuatro años, es decir, que cada año se siembra soya en un 25% de la propiedad y a los cuatro años se vuelve a comenzar el ciclo.

En Nicaragua, FLAR y ANAR están impulsando un proyecto para promover la rotación de cultivos en el arroz con soya.

El experto Morais señaló que se han desarrollado cuatro ensayos con soya, en diferentes épocas del año y con diferentes variedades, para estudiar la productividad que puede tener ese cultivo en el país.

“Se van a hacer otros ensayos para tener más certeza (de la productividad que se puede obtener) para que cuando la vaya a sembrar un productor final, no tenga dudas de que va a tener buena productividad”, declaró Morais a El Nuevo Diario.

Buenos rendimientos

La productividad de la soya en esos experimentos que se han hecho en el país ha sido excelente, destacó el consultor brasileño. 

Se han obtenido rendimientos de hasta 6.2 toneladas de soya por hectárea, refirió Morais. 

Asimismo destacó que en esos ensayos desarrollados en Nicaragua el rendimiento promedio obtenido, de casi 4 toneladas por hectárea, es mayor que la media de Brasil y Estados Unidos, países donde la soya obtiene un rendimiento promedio de 3.1 toneladas por hectáreas. 

“Lo que hemos visto aquí es increíble. Estamos hablando de 6.2 toneladas, 5.7, 5.3, 5.1 y 4.7 (toneladas por hectáreas)”, expresó el consultor de FLAR y ANAR.

Por su parte, Noel Parrillas, asesor técnico de ANAR, dijo que la soya, como pertenece a la familia de leguminosas, le aporta nitrógeno al suelo; asimismo, agregó, le aporta materia orgánica al suelo, que con el cultivo intensivo del arroz se ha perdido.

Parrillas expresó que con ese proyecto de soya que se está realizando en el país se pretende darle “una pauta al productor arrocero, para que pueda trabajar siempre con arroz y combinarlo con las bondades que brinda la soya”.

Pero los líderes de ANAR tienen un gran reto por delante: cambiar la mentalidad del productor de arroz, haciéndoles ver que la soya es un rubro que también les puede generar mucha rentabilidad y que no dejarán de ser arroceros, sino que lo que tienen que hacer es “pasar un ciclo productivo con arroz, y luego un ciclo productivo con soya”, explicó Parrillas.

“Estamos empezando con la validación del cultivo. Después vamos a comenzar a poner parcelas demostrativas en las distintas zonas arroceras para ir impulsando la introducción del cultivo de la soya dentro de los campos arroceros. Ese es el reto: que nos acepten un nuevo cultivo en sus campos, que en este caso sería la soya”, sostuvo el asesor técnico de ANAR.

El consultor brasileño agregó que “si los productores ven que tienen una buena productividad y rentabilidad con el cultivo de la soya, podrían cambiar su forma de pensar”.

“¿Por qué la rotación de cultivo con soya?”, se preguntó de nuevo Morais.

Y en seguida respondió: “Con un sistema de rotación, como la soya, aprovechamos más las áreas (de tierra), la maquinaria del productor, y se benefician mucho más las personas que trabajan en la finca”. Y es que Morais no deja de pensar cómo es posible que en Nicaragua haya tantas áreas de tierras sin cultivarse. “Ustedes tienen una cosa maravillosa que no la están usando: el suelo”, aseveró.

Sostuvo que la soya se puede sembrar en época de lluvias y en época sin lluvias. Asimismo argumentó que la soya tiene un precio internacional en dólar, el cual ha estado en crecimiento.

Noel Parrillas, de ANAR, también dejó entrever que hay un empresario de la industria del aceite que les podría comprar la producción de soya que resulte de la rotación de cultivo. 

Nicaragua produce el 70% del arroz que consume

AVANCE• El arroz es uno de los pocos cultivos que ha logrado mejorar sus rendimientos agrícolas en Nicaragua, según la Asociación Nicaragüense de Arroceros.
Se estima que en la actualidad, el sector arrocero del país provee el 70% del arroz que consumen los nicaragüenses, y solo el restante 30% tiene que ser importado para satisfacer la demanda del grano. 
Hace 15 años, aproximadamente, sucedía lo contrario, según los arroceros, ya que se tenía que importar el 70% del arroz consumido a nivel nacional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus