•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El uso combinado de energías renovables y gas natural es la respuesta para afrontar el calentamiento global y no exceder el aumento de temperatura en más dos grados centígrados en la superficie del planeta, dijo en una entrevista con Efe el secretario general del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), Seyed Mohamad Hosein Adeli.

“Es muy importante que el calentamiento global no exceda los dos grados centígrados y, para poder lograr esto, la respuesta no solo está en las energías renovables. El estudio que nosotros hemos realizado concluye que tenemos que combinar renovables con gas natural”, dijo el responsable del FPEG.

Adeli, que ha asistido a un congreso petrolero en Bolivia, remarcó la importancia de un “matrimonio” entre esas dos fuentes de energía en la cruzada mundial para no exceder los dos grados, que los científicos consideran un límite en el calentamiento antes de tener daños ambientales irreversibles para la humanidad.

Asimismo, el economista y diplomático iraní dijo que, en paralelo, se debe apostar por una reducción del consumo del carbón y el petróleo, algo que, a su juicio, ha comenzado a suceder porque ambos pierden margen en los mercados.

No obstante, el planeta dependerá de los combustibles fósiles en el futuro próximo, pese a que aumentará el mercado de energías renovables (solar, eólica, hidráulica y geotérmica) y subirá el consumo de gas por sus beneficios como carburante más limpio que el carbón o el crudo.

La predicción del FPEG es que dentro de 25 años la dependencia de combustibles fósiles en el mundo se reducirá del 80% al 75%, pero en 2040 el mundo todavía necesitará un 75% de esos productos.

En esas circunstancias, el mundo cuenta con grandes reservas de gas natural. Por ejemplo, Arabia Saudí tiene reservas para casi 120 años y las de Rusia e Irán son para 150 años, una abundancia de recursos que el mundo no puede ignorar, sostuvo Adeli.

A su juicio, por lo menos en los próximos 50 años no es posible imaginar un mundo sin combustibles fósiles y las energías renovables van a crecer, pero el mundo no puede funcionar solo con ellas.

Además, según destacó el experto iraní, actualmente hay científicos que trabajan en tecnologías para extraer el dióxido de carbono producido por el carbón para tratar de convertirlo en un combustible limpio y se calcula que lo podrían conseguir en 20 años.

Señaló que en muchos países de Asia, África y Latinoamérica el gas es la solución para reemplazar la leña porque es accesible, barato y no necesita de tecnologías complejas, a diferencia de lo que se requiere y del coste de montar plantas de energía solar.

“Si se quiere realmente lidiar con el problema de la pobreza energética, el gas es la solución”, agregó, y calculó en 2,000 millones de personas en el mundo las que sufren déficit en esa materia, que es la incapacidad de poder pagar el consumo necesario de energía.

Reunión

Durante su visita a Bolivia, Adeli también confirmó la celebración en este país en noviembre de 2017 de la cuarta edición del foro de países exportadores de gas, con la participación de gobernantes de los componentes del grupo.

Rusia, Irán, Catar, Argelia, Bolivia, Egipto, Guinea Ecuatorial, Libia, Nigeria, Trinidad y Tobago, Venezuela y Emiratos Árabes son los países que forman el FPEG, mientras que los Países Bajos, Iraq, Omán, Perú y Noruega participan como observadores.

Estos países controlan en la actualidad el 42% del suministro de gas mundial, el 70% de sus reservas probadas, el 40% del suministro a través de gasoductos y el 65% del mercado mundial de gas natural licuado (GNL).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus