•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La volatilidad en los mercados financieros a raíz del voto a favor del brexit, los cambios abruptos en los tipos de cambio y el importante aumento de la incertidumbre, pueden lastrar la recuperación y la creación de empleo en la UE e incluso, llevar a recesiones, sobre todo el Reino Unido.

En un primer análisis de la Comisión Europea (CE) sobre las perspectivas económicas tras referéndum británico publicado ayer, la Dirección General para Asuntos Económicos y Financieros analiza dos escenarios, uno “leve” y otro "severo”, para calcular el impacto del voto a favor de la salida del Reino Unido.

Antes del referéndum el PIB de la eurozona podía aumentar un 1.7% en 2016 y 2017 y el de la UE sin el Reino Unido un 1.8%. 

Después del voto a favor del brexit la eurozona dejaría en el camino entre un 0.1 y un 0.2% del PIB en 2016 y entre un 0.2% y un 0.6% el próximo año. En el Reino Unido el impacto es peor, entre un 1% y un 2.75%, en tanto que los restantes 27 países miembros sufrirán una pérdida del PIB de entre el 0.1% y el 0.2% este año y del 0.3% al 0.5% el siguiente. La CE calcula que el efecto del voto a favor del brexit en la inflación se concentrará en 2017 tanto en la eurozona (entre -0.25 y 0 puntos porcentuales) como en el Reino Unido (0.6 a 1 punto).

INCERTIDUMBRE

Fuera de la UE, el impacto es difícil de determinar, pero el efecto dominante será un aumento generalizado de la incertidumbre -tanto política como económica-, una mayor aversión al riesgo y una huida en inversiones seguras como el franco suizo, el dólar o el yen japonés, lo que afectará a sus monedas y a su vez sus exportaciones.

El impacto del voto en el sector bancario europeo, sobre todo en el italiano, no sólo dificulta mejorar los balances, sino también puede tener consecuencias negativas en la disponibilidad de créditos en algunos países, advierte la CE.

La mayor incertidumbre puede, asimismo, lastrar la inversión.

Análisis de escenarios de shocks de diferente gravedad, muestran que la inversión ya descenderá en 2016 e incluso más en 2017, un impacto que puede verse “exacerbado” si el shock golpea a la vez más severamente al sistema financiero y conlleva unas condiciones de acceso a créditos más rígidos, señala la Comisión.

“Dependiendo de la dimensión y de la duración del shock de la incertidumbre, el impacto en la inversión puede incluso llevar a la recesión en las regiones más afectadas como el Reino Unido”, indica.

DÉBIL DEMANDA INTERNA

Igualmente, la elevada incertidumbre y una demanda interna más débil pesarán sobre las condiciones del mercado laboral a partir de la segunda mitad del año y más en 2017.

El mercado laboral en la eurozona y en la UE a Veintisiete, evolucionará en línea con los escenarios moderado o severo, señala la CE, que afirma que “una mayor aversión al riesgo y una demanda interna atenuada debería tener un impacto negativo en las decisiones de contratación de las empresas”.“

El referéndum ha creado una situación extraordinariamente incierta”, sentencia la CE. Muchos factores no han sido incluidos aún en este primer análisis pero constituyen un “riesgo sustancial” a la baja para las previsiones del crecimiento y la inflación, indica.

Además, agrega la Comisión, el voto a favor del “brexit” ha aumentado o incluso creado riesgos políticos que, si se materializasen, “podrían alterar las previsiones en gran medida”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus