•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El pasto de praderas o potreros ha sido tradicionalmente la base de la producción ganadera en el trópico, pero los efectos del cambio climático y un mal manejo las deterioran y muchas fincas enfrentan graves problemas de disponibilidad de forrajes.

En los últimos años han surgido como una opción importante los pastos mejorados, como las Brachiarias y los Panicum, que presentan características sobresalientes en cuanto a producción de forraje, contenido nutricional, adaptabilidad, competencia con malezas y resistencias a plagas. Con estas especies mejoradas, utilizando buenas prácticas de establecimiento y un adecuado manejo (rotación, carga animal por área, control de malezas), se puede disponer de una pastura altamente productiva durante muchos años.

1 Selección del lote: Suelos con buen drenaje, plano y facilidad de mecanización.

2 Análisis de suelo: El objetivo principal es evaluar la capacidad del suelo para suministrar nutrientes a la planta y en base a una adecuada interpretación, diagnosticar deficiencias y/o toxicidad de elementos en el suelo.

3 Preparación del Suelo: Iniciarla al final de la época seca e inicio de lluvias para destruir las malezas presentes. Realizarla según el tipo de suelo, características físicas y biológicas.

4 Siembra: De una buena variedad y calidad de la semilla depende el éxito del cultivo. Una buena semilla es el factor más importante en el establecimiento y la producción de forraje.

5 Tratamiento de Semillas: Muy importante el tratamiento con insecticida y fungicida antes de sembrar para evitar daño por hormigas, insectos y enfermedades por hongos de suelo. El tratamiento de las semillas con CRUISER PLUS evita el daño ocasionado por plagas de suelo, estimulando un mejor crecimiento y desarrollo de la planta en los primeros inicios y mayor desarrollo y cantidad de raíces.

6 Control de malezas: Muy importante el manejo de estas, ya que pueden causar reducción de rendimientos hasta un 50%. Competencia con el cultivo de pasto por nutrientes, agua y luz. El manejo de malezas con el Herbicida TRAVERS 50 SL ES LA MEJOR OPCIÓN DEL MERCADO por su alta concentración de los ingredientes activos.

7 Manejo de plagas y enfermedades: El manejo estará en dependencia de la presencia de un determinado tipo de plaga o la incidencia de patógenos que provoquen enfermedades. El muestreo sistemático es muy importante para determinar la presencia de plagas y/o enfermedades en el cultivo. El manejo con productos biológicos es la nueva alternativa que presenta RAMAC.

8 Nutrición: La nutrición está basada en los resultados de los análisis de suelo y las etapas fenológicas del cultivo de pasto, aportando los nutrientes con fórmulas balanceadas de elementos mayores y elementos menores (NUTRI RAMAC), recomendando su aplicación en las etapas que demanda el cultivo, cada uno de los elementos esenciales para el desarrollo de la planta y producción de materia verde de cada especie forrajera. Las fórmulas para nutrición en el cultivo de pasto (NUTRI RAMAC)  son fórmulas balanceadas y elaboradas con materias primas de alta calidad.

9 Cosecha: Está en dependencia de la especie sembrada (Brachiarias – Panicum – Sorgos Forrajeros). Se utilizan materiales o especies de altos rendimientos de forrajes. Los cultivos de pastos tienen un gran potencial para mejorar los sistemas de producción animal en el trópico.