•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mantener el control sobre la ubicación de las vacas siempre ha sido prioridad para los ganaderos. Casi siempre el ganado ha llevado los tradicionales cencerros, pero hoy por hoy, la tecnología permite  a cualquier hora del día controlar a los animales desde su casa con un navegador GPS.
GPS para vacas

El GPS para vacas se comporta como un pastor virtual. La ganadería desde hace años vive una nueva revolución tecnológica con este sistema, que se une a los modernos robots de ordeño.

Igual que los coches y camiones utilizan datos de satélites en el espacio para informar a los conductores o a sus empresas sobre su posicionamiento, las vacas pueden llevar un chip que permita a sus dueños saber su ubicación exacta cuando salen a pastar.

Otros sistemas de control son los códigos de barras o los microchips, los bolos intrarrumiales, micro cápsulas que se alojan en el estómago, que se vienen empleando en el ganado ovino y caprino. La identificación es sólo una parte del control digital del ganado. Los satélites son los controladores del sistema de posicionamiento global, que puede localizar los dispositivos con precisión exacta.

El sistema GPS permite identificar si una vaca está comiendo o durmiendo. Los científicos indican que se obtienen resultados mucho más exactos en grandes extensiones. La información sobre el movimiento del ganado se registra en unos collares especiales que se comunican con los satélites para identificar la posición exacta del ganado y todos sus movimientos.

Otra de las utilidades del sistema GPS para el ganado, es desarrollar experimentos, para comprobar la respuesta de los animales a variaciones en su hábitat natural. Las primeras experiencias con GPS en este sentido, se han llevado a cabo con ganado vacuno y caprino.

Los Chips GPS se fabrican tan pequeños y ligeros que se pueden integrar casi en cualquier cosa. Y están conectados a un sistema de satélites que permite una enorme precisión, con desviaciones de solo un metro.

Empresas norteamericanas vienen anunciado que en un futuro cercano los chips subcutáneos incluirán GPS. Los chips subcutáneos son tan pequeños como un grano de arroz, no tienen contraindicaciones y su vida útil es de cincuenta años. También se utilizan en otro tipo de animales (de compañía, animales de zoológicos, etc…). Con esta tecnología se puede distinguir a los animales y conocer su ficha médica. Es la forma más eficiente de distinguir cepas y evitar el cruce entre ejemplares de la misma familia.

Estos diminutos dispositivos se están instalando también en las crías de salmón. Les acompaña durante toda su vida, permitiendo que la industria salmonera controle todo el proceso. Se coloca el microchip a las ovas, que pesan de 15 a 20 gramos, para así reconocer la línea genética de origen.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus