María Joaquina Sánchez
  •  |
  •  |

Tal vez nos gusten los caballos, pero si estamos asustados, ellos tienen la capacidad de sentir nuestro miedo y en general, porque nunca hay que confiarse del más tranquilo de los equinos, aquí te brindamos algunas recomendaciones que comparten expertos en cabalgatas del sitio web Caballopedia. Estos consejos pueden ayudarte a no recibir patadas, a no sufrir de dedos pisoteados o en el peor de los casos, a evitar que seas arrastrado.

Como animales de presa, la capacidad de un caballo para reaccionar rápidamente y salir huyendo de un depredador fue clave para su supervivencia en el medio salvaje, este instinto se mantiene fuertemente en los caballos actuales domésticos. Las recomendaciones que debe seguir son las siguientes: mantener la calma y la tranquilidad, los movimientos bruscos pueden hacer que el caballo dé patadas o salte hacia los lados. Nunca se pare directamente detrás de un caballo.

Para limpiar los cascos de un caballo o poner un vendaje, no  hay que ponerse ni en cuclillas ni de rodillas, lo ideal es pararse o inclinarse hacia delante de modo que si el caballo se mueve pueda tener chance de salir de su camino rápidamente. También, nunca lleves las riendas alrededor de ninguna parte de su cuerpo, si el caballo comienza a andar, puede arrastrarle. Al alimentarlo, nunca introduzca los dedos dentro de los cubos de alimentación mientras come, los caballos se vuelven muy codiciosos y rápidamente pueden confundir un dedo con una zanahoria.

Otra indicación es que use zapatos resistentes o botas que te protejan los pies en caso de que su caballo camine accidentalmente por encima de ellos, no use zapatos finos ni sandalias. Al atar un nudo, utilice un broche de presión de liberación rápida por si su caballo se asusta, este pueda ser liberado rápidamente. La sensación de estar constreñido puede causarle a su caballo pánico hasta el punto de hacerse daño a sí mismo o a usted.

Ahora bien, el lugar más seguro para estar de pie es al lado de los hombros de su caballo donde puedan verse mutuamente o a 10 o más pies de distancia. Cuando esté preparándose para ensillar a su caballo o limpiando el establo, amárrelo. Un caballo suelto en un granero puede causar estragos. Por último, al  pasar por una puerta, asegúrese de que la puerta quede abierta para que su caballo no se golpee con ella, esto puede asustarlo y provocar que le arrastre o le pisotee, así que mucho cuidado y siga  los consejos que le compartimos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus