•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El caballo es uno de los animales más nobles que el hombre tiene a su alrededor. Es compañero de camino, recreación para quienes los prefieren de raza, medio de sustento y aliado en trabajos pesados.

Es un mamífero herbívoro perisodáctilo que pertenece a la familia de los équidos. Esta familia consta de tres grupos diferentes: las cebras, originarias de África, los asnos, que normalmente habitan en Asia y los caballos propiamente dichos.

Los primeros ejemplares de caballos, tal y como los conocemos hoy en día, según www.loscaballos.org, aparecieron en las llanuras africanas, aproximadamente cuatro millones de años atrás. Se tiene la teoría de que hombre y caballo fueron evolucionando paralelamente, en parte para evitar depredadores comunes a las dos especies.

Durante miles de años, el caballo fue otra pieza más de caza para alimentar al hombre prehistórico. Su velocidad de galope en la carrera no facilitaba su caza, en especial teniendo en cuenta los medios rudimentarios de aquellos tiempos, pero más tarde, por medio de emboscadas, consiguieron hacerse con algunos ejemplares.

Existen datos de un posible peligro de extinción, cuando los humanos consiguieron ser depredadores de los caballos, pero la agricultura facilitó la integración y la cooperación de ambas especies para el bien común.

El caballo es uno de los animales domésticos más bellos y a la vez que más ha contribuido al desarrollo del hombre, haciéndole la vida más fácil.

Un dato a destacar es que en sus orígenes, contaba con cuatro dedos en las patas delanteras y tres en las traseras, pero en su evolución ha ido perdiendo dedos hasta tener un solo dedo, es decir, se ha convertido en monodáctilo.

En el desarrollo del caballo en España, tiene especial importancia la aparición del asno como animal doméstico y de carga. Existen evidencias de que los caballos fueron domesticados hace cinco o seis mil años. Los primeros en la domesticación del caballo fueron las tribus nómadas, a medida que viajaban a través de las distintas regiones.

La civilización romana también fue una de las que más importancia le concedió a la cría del caballo y, en especial, de los mulos, muy útiles para el transporte de mercancías y las tareas agrícolas de la época.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus