María Joaquina Sánchez
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La carne de cerdo es rica en proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales y también posee un mayor contenido de grasas que otros animales, por lo que en términos nutricionales, no está mal consumirlo de vez en cuando. Pero, para evitar en la medida de lo posible el brote de enfermedades infecciosas, lo recomendable es seguir un riguroso régimen de higiene y sanidad de los animales, según recomienda el sitio web Crianza de cerdos.

Consejos

Para que los cerdos se críen en óptimas condiciones de ambiente, se aconseja que los corrales deban estar siempre limpios y si es mejor, que estén secos. El piso de los corrales de parto debe cubrirse con paja y esta debe removerse cada semana; el estiércol recolectado debe llevarse a la composta para recolectar el abono. Si algún animal se enferma, este se debe aislar del resto y el corral donde permaneció debe ser desinfectado; también es importante no introducir animales extraños al criadero sin antes revisarlos. Se debe construir una fosa en la puerta de ingreso de cada corral y llenarla de cal para desinfectar los zapatos antes de ingresar al corral además, la vacunación contra el cólera porcino debe ser obligatoria.

Instalaciones porcinas

Para construir el hábitat de los cerdos, es importante que los materiales seleccionados ofrezcan duración y resistencia, especialmente en los sitios de contacto directo con los animales. La porqueriza debe ubicarse en lugares altos, secos y de fácil drenaje. Es recomendable ofrecer protección contra vientos fuertes y húmedos, hay que utilizar al máximo los recursos naturales, como son los árboles que puedan actuar como rompe viento, además, de ofrecer sombra.

En cuanto a pisos, lo más recomendables son los de concreto (por su fácil limpieza y desinfección) con un espesor de más o menos 10 cm o los alisados de cemento que se pueden hacer sobre un contrapiso de materiales de relleno. El declive debe ser del 3 al 5% para facilitar el drenaje y la limpieza. Con respecto a las paredes y divisiones internas, desde el punto de vista higiénico, es aconsejable construir paredes a base de bloques o ladrillos revestidos de cemento.

Las construcciones de maderas duraderas son también buenas y económicas, aunque es más difícil de higienizar, pero se comprende que puede ser lo más disponible. La altura adecuada para las paredes y divisiones internas son 1.0 – 1.2 m.

Para el techo, los materiales que se utilizan son: tejas, aluminio, zinc, fibrocemento, palma, paja y tablillas de maderas. La altura de los techos en la parte más baja es de 1.8 – 2.0 m. y la parte más alta varía de 2.0 – 2.5 m.

Comederos

Cuando el plan de alimentación es a voluntad, se recomienda utilizar comederos automáticos tipo tolva, donde el alimento está siempre a disposición del animal. Este plan es generalmente usado con cerdos en crecimiento y finalización. Cuando la alimentación es restringida como el caso de cerdas gestantes, es conveniente utilizar comederos individuales. Los materiales más utilizados para comederos son: concretos, láminas de metal y madera. Por su parte, el bebedero se debe ubicar alejado del comedero, en la parte más baja del corral, puede construirse de concreto como los comederos. Los bebederos automáticos con válvulas son higiénicos y prácticos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus