•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La semilla criolla y acriollada es un recurso valioso que familias campesinas están mejorando de manera constante en cada ciclo de producción. Mediante el intercambio de experiencias entre productoras y productores de la Alianza Semillas de Identidad, conformada por más de 35 mil familias campesinas y organizaciones sociales, se comparten métodos de mejoramiento de semillas, en aras de contribuir a la seguridad alimentaria y a la adaptación al cambio climático. 

Los participantes del Encuentro de Productores y productoras de Semillas intercambiaron recientemente sus experiencias en el rescate y en la producción de las semillas criollas y acriolladas con enfoque agroecológico, que permite mejorar la calidad de las semillas, incrementar la productividad y biodiversidad de cultivos, reconstruir los suelos y empoderar a las familias campesinas para que estas continúen resguardando los recursos genéticos locales.

Orlando Valverde, representante del Movimiento Agroecológico de Nicaragua (Maonic) dice que “mejorar las semillas criollas no solo se logra seleccionando las mejores, sino integrando diversas prácticas agroecológicas como abonos verdes, biofertilizantes y foliares que ayuden a nutrir y mejorar las condiciones de los suelos”.

MEJORA CONTINUA

Para Cayetano Hernández, productor de Piedra Colorada, San Dionisio, que presentó su experiencia en producción de semillas de calidad, indicó que la clave está en la motivación y en la consciencia del productor, ya que este es un proceso de mejora continua que no termina en la cosecha, sino que es en todas las etapas, ciclo a ciclo, una variedad se puede mejorar al mejorar su manejo, al mejorar el suelo y al mejorar su almacenamiento. 

En el municipio de San Ramón, Matagalpa, las mujeres manejan 12 bancos de semilla y resguardan cinco variedades de frijo: frijol rojo, frijol H vaina blanca y roja, frijol nica, frijol guaniceño. Este año lograron la siembra de 130 manzanas de frijol y 200 manzanas de maíz.

"Nosotras no producimos con agroquímicos, tenemos más de cinco años que no quemamos la tierra, usamos abonos foliares, insecticidas orgánicos y así no gastamos y conservamos el medio ambiente, indico doña Mayra Rodríguez”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus