•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La encuesta que publica hoy la empresa M&R Consultores, muestra que la tendencia de los nicaragüenses dispuestos a emigrar continúa en descenso. El 35.9% de los consultados dijo estar dispuestos a irse del país, mientras que el 65.7% descarta esa opción, según el sondeo de opinión pública realizado entre el 29 de junio y el 9 de julio en todo el país.

M&R entrevistó a 1,601 nicaragüenses mayores de 16 años en 77 municipios y el nivel de confianza de la encuesta es de 95%.

El porcentaje de ciudadanos que consideran la posibilidad de emigrar al exterior disminuyó 0.2% en relación con marzo pasado, cuando ese segmentó representó el 36.1%.

Te interesa: Nicaragüenses creen que el país es más seguro

Desde el año 2002 M&R consulta a los nicaragüenses sobre la intención de irse del país y es hasta este año que la tendencia a emigrar refleja una curva descendente. En junio de 2015, el 52.3% de los encuestados manifestó que si encontraba la posibilidad de irse, lo haría; ya en diciembre de 2015 solo el 46.4% respondió así.

LOS MOTIVOS

Los nicaragüenses que han considerado emigrar hacia otros países manifiestan las siguientes razones para hacerlo: ir a trabajar para recoger dinero y regresar a pagar deudas, ahorrar para venir a crear un negocio, comprar una casa o mejorar su economía familiar, indica el estudio de M&R.

En el departamento de Managua, el 57.4% de los encuestados expresó que prefiere quedarse en su país. A nivel nacional, es el 65.7% de los consultados el que considera eso.

La encuesta reciente de M&R también refleja que el problema económico es lo que más preocupa al 70.6% de los nicaragüenses, quienes lo perciben así: falta de empleo (33.6%), carestía de la vida (16.2%), pobreza (17.9%) y falta de inversión (2.9%).

Estas cifras muestran una ligera disminución respecto a  las del estudio presentado en marzo del 2016, pero mantienen el patrón de los últimos siete años, dijo Raúl Obregón, gerente general de M&R Consultores.

OPORTUNIDADES

Para Obregón, el hallazgo principal de esta encuesta (Sismo XLIX) recién concluida por M&R es que parece gestarse “una tendencia a la baja paulatina de las personas que optarían por irse del país; venimos de un 70% de tendencia que se marcaba hace 10 años, tal vez no se puede interpretar esto como algo mecánico, pero cuando la curva se empieza a estabilizar y muestra bajas, aunque sean pequeñas, entonces es llamativo”.

“Con cuatro o cinco encuestas, en las que esos números sobre la posibilidad de irse del país se mantengan, es una tendencia”, advirtió. 

Sobre las causas que estarían desestimulando la emigración, Obregón comentó: “Es cierto que el principal problema de la población sigue siendo el desempleo, pero ahora parece haber más ofertas de trabajo, más demanda de mano de obra, en el sector construcción --por ejemplo-- en los últimos seis meses ha tenido un fuerte auge”.

“Es una tendencia a la baja significativa, lo cual indica que hay ofertas, más oportunidad de empleo; significa que desde el sector privado se están dando respuestas, se responde al principal problema de la población que es el empleo”, dijo Raúl Obregón.

Ese descenso en la intención de emigrar “es importante, tiene implicaciones sociales que los nicas no se vayan a otro país, disminuye los riesgos que implica la disgregación de la familia; si esta baja y se mantiene, se marcaría un hito importantísimo para el país”, opinó el gerente de M&R.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus