•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Yaremi Romero y Harold Rugama, de la comunidad La Constancia, en San Sebastián de Yalí (Jinotega), tenían un cafetal hace cuatro años que les “daba tristeza” por los bajos niveles de producción.

La pareja contó que su situación mejoró cuando fue beneficiada con un crédito que le otorgó una microfinanciera, el cual tenía como requisito destinar un porcentaje para asistencia técnica, con el fin de mejorar su productividad.

Rugama es uno de los 4,000 productores de café que ha recibido asistencia técnica del programa Servicios de Desarrollo Empresarial (SDE), del Instituto de Investigación y Desarrollo Nitlapan, de la Universidad Centroamericana (UCA).

“Yo hago todo lo que me dice (el técnico) y he visto los resultados. Uno aprende de café por lo que ve que su papá hizo y mi papá aprendió de mi abuelo (...), pero nadie antes de Nitlapan venía a decirme si lo que hacía estaba bien o no”, contó Rugama.

“A mí me gusta (la asistencia técnica) porque el oficial me va explicando y no solo yo aprendo, sino que también mi hijo de 10 años y la niña de 6 años. Vimos, por ejemplo, el video que trajo en la computadora sobre el cambio climático. Entonces él me enseña que debo poner sombra para que el café no se resienta con las (altas) temperaturas y aprendí que eso se llama mantenimiento de tejido y que le ayuda a mi producción”, agregó.

El rendimiento agrícola del pequeño productor jinotegano apenas pasaba de seis quintales por manzana antes de recibir la asistencia técnica. Y su producción total apenas llegaba a los 80 quintales, en 13 manzanas de cafetales. En la actualidad, obtiene una producción total de 300 quintales del rojito y afirman que en la medida que va poniendo en práctica lo aprendido, sus rendimientos van aumentando.

Marcelo Rodríguez, director del programa Servicios de Desarrollo Empresarial, de Nitlapan, explicó que el programa atiende a los productores en dos modalidades: mediante asistencia técnica directa al productor y a través de asistencias técnicas grupales.

Ese programa cuenta con 35 técnicos, agrónomos y zootecnistas formados en la UCA, distribuidos en las zonas central, norte, las Segovias y el occidente del país, porque no solo atienden a cafetaleros sino también a 1,000 ganaderos, reveló Rodríguez.

Según el director del programa, la iniciativa se creó para que los cafetaleros y ganaderos entendieran la necesidad de invertir en asistencia técnica, para mejorar su productividad. -El café es un gran generador de empleos-

“Esta es la primera iniciativa empresarial del país que ha logrado revertir el concepto de que la asistencia técnica tiene que ser regalada”, afirmó Rodríguez.

De igual manera, enfatizó, el programa ha buscado cambiar la mentalidad de que la asistencia técnica es un gasto y que por el contrario se vea como un instrumento para mejorar la producción.

Renovación de cafetales

El programa SDE atiende a productores de café con áreas desde media manzana hasta 50 manzanas.

“El impacto ha sido tremendo en términos de incrementar la productividad. Hemos conseguido un crecimiento de hasta un 15% en el rendimiento promedio de estos productores y hemos reducido los problemas de enfermedades fungosas”, aseveró Rodríguez.

El experto dijo que mediante la asistencia técnica han apoyado a los productores a mejorar estructuralmente sus cafetales, por medio de la renovación de sus cafetales con variedades más resistentes a las plagas y las enfermedades; y con sistemas agroforestales.

“Todos esos cambios además han sido vinculados a una buena nutrición de los cultivos”, manifestó Rodríguez.

El experto destacó la importancia que tiene el crédito para pagar la asistencia técnica y los costos de nutrición.

Asimismo, refirió que todo está vinculado, porque por medio de la asistencia los productores ahorran recursos al evitar aplicar innecesariamente los agroquímicos. 

“Los productores (de café) han avanzado en tres cosas clases: en mejorar su poda o renovación de cafetales, en mejorar la sombra del café y en dejar de aplicar productos en la época de verano. Ellos tienen que aplicar esos productos cuando las plantas lo demandan y cuando hay humedad en el suelo”, aseguró el director del programa de Nitlapan.

  • 4,000 productores de café han invertido en asistencia técnica. 

También explicó que los productores se ahorran recursos al aplicar medidas preventivas, “porque los productores normalmente curan el cafetal ya tienen el problema (de plagas), pero no previenen, con lo que incurren en gastos y contribuyen a la resistencia de las plagas y enfermedades del café”.

Ganadería intensiva

Una de las metas de Nitlapan con ese programa es convencer a los ganaderos que deben cambiarse de la ganadería extensiva, que prevalece en Nicaragua, a la intensiva.

Marcelo Rodríguez, director del programa SDE, explicó que se ha logrado en cierta manera que los productores aumenten la carga de animales por manzana y obtengan mejores ganancias de peso para enviar sus reses al matadero y mayor producción de leche. 

Asimismo, refirió que los productores al pasarse a la ganadería intensiva pueden utilizar una parte de su finca en la regeneración natural, para enfrentar los problemas del cambio climático o las faltas de agua.

“En este proceso estamos comenzando a hacer cambios a partir de lo que el productor tiene. Hay que mejorar un poco la eficiencia de los pastos y que gradualmente el productor vaya disminuyendo el tamaño de los potreros”, explicó Rodríguez.

El reto de cambiar la cultura de los productores no ha sido fácil, comentó Rodríguez, porque cuando estos tienen fincas más pequeñas están más abiertos al cambio, pero en las zonas más húmedas, donde hay fincas ganaderas más grandes, hay más resistentes al cambio.

“También estamos promoviendo los sistemas silvopastoriles. Es decir, que toda división de potrero que hagan los productores sea con cercas vivas. Igualmente que las fuentes de agua que tienen en las fincas que las protejan con árboles y evitar que el ganado entre en esas fuentes de agua para evitar la contaminación y mantener siempre agua, porque una finca ganadera sin agua no es una finca ganadera”, sostuvo el director del programa SDE.

  • 1,000 ganaderos han participado en el programa de Nitlapan. 

Crédito más asistencia

Marcelo Rodríguez insistió en la necesidad de que los productores vean la asistencia técnica como una inversión para mejorar la productividad.

En ese sentido, dijo que los técnicos del programa le hacen un plan de cambios en las fincas a los cafetaleros y ganaderos, para que ellos mismos vayan haciendo esos cambios y midiendo sus logros.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus