•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La noche de graduación en la que te otorgan tu título como Bachiller en Ciencias y Letras, sin duda es muy especial en la vida de cualquier joven. No obstante, también es la fecha que marca la culminación de un ciclo y la apertura de otro que determinará qué rumbo vas a tomar el resto de tu vida.

Verse con un título jamás debe provocar que caigás en el conformismo, por el contrario, debe ser un aliciente para que vayás por más éxitos. 

Así que una vez que alcancés este peldaño es hora de sentarse a reflexionar. ¿Qué quiero estudiar? Definitivamente parece una pregunta sencilla, pero lo cierto es que la elección de una carrera es una de las decisiones más importantes que vas a enfrentar. 

Para optar por x o y alternativa debés tomar en cuenta varios factores, entre ellos los intereses y las capacidades que tenés, además de la vocación y las perspectivas de desarrollo profesional que ofrece una determinada carrera al insertarse en el mundo laboral.

Según el sitio mifuturo.com los expertos en orientación recomiendan profundizar el proceso de elección vocacional, y no solo quedarse con lo que los colegios recomiendan en esa materia. 

La psicóloga María Soledad del Río explicó al sitio antes citado que la orientación vocacional es un proceso que no surge de manera espontánea, se desarrolla con el tiempo. 

“Qué se quiere estudiar es un tema que se debería reflexionar durante toda la enseñanza media, no es recomendable pensarlo a última hora”, aseveró. A su juicio, tomar una buena decisión requiere de un proceso de autoanálisis e información que no muchos saben hacer, por lo que es fácil caer en la lógica del que es bueno para la matemática, debería estudiar ingeniería; si escribe bien, entonces periodismo. Por eso, si debés elegir una carrera tené en cuenta estos consejos.

Cinco pasos para definir tu vocación

- Intereses manifiestos: Lo primero es preguntarte qué es lo que te interesa aprender y con qué actividades disfrutás más. Por ejemplo, si te gusta hacer deporte, la vida social, ayudar a otros, organizar, vender por internet, los niños, la mente humana, saber cómo funciona un auto, etc.

- Profesiones y actividades: Luego hay que preguntarse con qué profesiones se relacionan las actividades que te gustan. Tus intereses pueden ser incluidos en más de una profesión, por lo que será necesario priorizar y ver qué intereses han predominado a lo largo de tu desarrollo personal.

- Objeto de estudio: Una vez hecho esto, debés definir el objeto de estudio de las profesiones que te interesan, pensando en la actividad concreta que realizarías en el futuro. Por ejemplo, trabajar con el cuerpo humano (ciencias médicas), con animales (medicina veterinaria), con plantas y árboles (ciencias agropecuarias y forestales), con niños (ciencias pedagógicas), etc.

-Acción a realizar: También es importante definir la acción que querés realizar con ese objeto de estudio. Investigar, vender, construir, explorar, entretener, crear, defender, servir, elaborar, entender, producir, administrar… El verbo ayuda a definir lo que uno quiere hacer con una profesión.

-Informarse: Es menester informarse sobre el contenido y malla curricular de las carreras para ver si son lo que imaginás  y sobre sus perspectivas laborales (empleabilidad e ingresos promedio).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus