•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Universidad de Fairfield en Connecticut, Estados Unidos fue el escenario que Narayana Salvatierra González escogió para estudiar mientras cursaba su carrera de Sociología en la Universidad Centroamericana (UCA). 

Realizar intercambio académico fue una opción que la UCA le brindó y ella lo supo aprovechar. Pasaron meses intensos en los que se dedicó a aprender inglés desde un nivel muy básico hasta avanzado, además de mantener un buen promedio académico.

“Las ventajas que adquiere un estudiante cuando realiza un intercambio estudiantil son: genera vínculos multinacionales, gana una nueva perspectiva, adquiere mejor inserción en el campo laboral, aprende aunque sea un idioma más y es una experiencia para toda la vida”, indicó el sociólogo Rafael Góngora.

Para la Msc. Vera Amanda Solís, Secretaria General de la UCA, esta experiencia crea en el estudiante  “una Visión global del mundo, pues obtiene  habilidades para desempeñarse en un mundo globalizado, genera además una oportunidad de crecimiento personal”.

Narayana Salvatierra es socióloga y compartió: “Tuve la oportunidad de convivir con otras culturas, conocer cómo era estudiada mi carrera en otro país, conocer sobre el sistema de trabajo, de evaluación, a qué autores se consultaban y con qué enfoque se abordaban los problemas de estudio. Mi intercambio duró un semestre académico, equivalente a 4 meses”.

Anualmente la UCA realiza movilidad de 10 a 15 estudiantes para cursar de 1 a 2 semestres, pero también brinda oportunidad de tener experiencias internacionales de corta duración por medio de viajes de estudios, compartió Solís.

La experiencia de compartir con compañeros de diferentes partes del mundo, entre ellos de  Australia, España, Ecuador, Inglaterra, Croacia, Francia, así como compañeros estadounidenses con distintos orígenes, con raíces y costumbres tan diversas, tanto dentro como fuera del aula de clases fue sin duda uno de los puntos más enriquecedores de estudiar en el extranjero que vivió Salvatierra.

Igualmente, aprendió de profesores que cuentan con carreras académicas y profesionales en Sociología, Ciencias Políticas, Economía, entre otras áreas, provenientes de contextos económicos y culturales varios.  

Apoyo 

Solís expresó: “Para la UCA  implica el compromiso de dotar a nuestros estudiantes de oportunidades de estar en contacto con otras realidades, a través del  establecimiento de alianzas y la participación en diferentes redes. La UCA, como universidad jesuita, pertenece a una red mundial de universidades jesuitas en todos los continentes”.

“El apoyo de la UCA fue muy completo, me brindaron información sobre las oportunidades de movilidad académica, me apoyaron en el proceso de aplicación, despejando todas las dudas posibles. Al ser estudiante UCA es que pude aplicar a la beca de intercambio con la Universidad de Fairfield, una universidad Jesuita con la que la UCA tiene relaciones muy cercanas desde hace años. Esta beca cubría los costos de matrícula, aranceles, alimentación, alojamiento y seguro médico. Además que siempre mantuve comunicación con la oficina de la UCA, quienes me apoyaron con diversas gestiones y recomendaciones”, enfatizó Salvatierra.  

La UCA ofrece la oportunidad de realizar intercambio académico en Centroamérica, América del Sur, México, Estados Unidos, Canadá, España, Alemania, Austria, Italia, Francia, entre otras.

“La experiencia favoreció el desarrollo de aptitudes y actitudes que serán útiles en mi trayectoria profesional pero también personal. Ejemplo de ello es el sentido de independencia y la rápida adaptación a distintos entornos, el desarrollo de habilidades sociales, empatía. Proponerme metas, y superar temores. Así como ser disciplinada y apasionada por lo que hago”, expresó Salvatierra.

Actualmente, desea completar con éxito los estudios de maestría que empezará en menos de un mes en la República de Corea. Y poder, por medio de los conocimientos adquiridos generar un impacto positivo en la realidad del país. 

“A la UCA le reconozco enormemente no solo la búsqueda por una formación profesional contextualizada orientada a la lucha por la justicia social en nuestras sociedades. Sino, también el reconocimiento que hace a la importancia de promover experiencias interculturales entre su comunidad universitaria, lo que nos permite ser profesionales con mayores posibilidades de relacionarnos, desarrollarnos y aportar en este mundo globalizado”, puntualizó. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus