•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El crecimiento de las exportaciones de Nicaragua en los últimos años tiene con “temor” a los empresarios de El Salvador, de pasar a ocupar el último puesto en las estadísticas de ventas al exterior de los países de Centroamérica, según el diario El Mundo, de ese país.

Ese medio de comunicación publicó recientemente un artículo titulado “Expertos temen que Nicaragua desplace a El Salvador en exportaciones”, en el cual expresa que los salvadoreños temen que su país “se convierta en el país que menos exporte de la región centroamericana”, puesto que ha ocupado Nicaragua por muchos años.

Doris de Rivera, gerente de Inteligencia Industrial de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), citada por el diario, dijo que la diferencia entre las exportaciones de El Salvador y Nicaragua, hasta marzo último, fue solamente de US$91 millones.

Rivera, además, afirmó que en 2015 la diferencia entre las exportaciones de ambos países fue de US$434 millones.

Brecha se reduce

Aunque las cifras de la gerente de Inteligencia Industrial de ASI no coinciden con las estadísticas oficiales de exportaciones de Nicaragua y El Salvador, las ventas al exterior, sobre todo las de zonas francas, de Nicaragua se han ido incrementando en los últimos años y las salvadoreñas se han mantenido un tanto estancadas.

En 2010, las exportaciones totales (incluyendo las de zonas francas) de Nicaragua generaron US$3,452.2 millones y ya para el 2014 ascendieron a US$5,124.9 millones, descendiendo a US$4,896.9 millones en 2015 debido a la caída de los precios internacionales de las materias primas y del efecto de no tener más el llamado TPL.

En tanto, las de El Salvador, en el 2010 generaron US$4,499.2 millones, mientras que en 2015, US$5,272.6 millones.

Es decir, que mientras las ventas al exterior de Nicaragua crecieron en un 41%, las de El Salvador solo lo hicieron en 17.2%, entre 2010 y 2015.

Asimismo, la brecha entre las exportaciones de ambos se ha ido reduciendo a favor de Nicaragua.
En 2010, comparando las exportaciones totales de ambos países, la diferencia en el valor generado se ubicó a favor de los salvadoreños por el orden de los US$1,047 millones, sin embargo, en 2014 la brecha se redujo a US$129 millones.

En 2015, la diferencia fue de US$588 millones, tomando en cuenta los problemas externos antes mencionados.

Crecimiento

Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección (Anitec) y exfuncionario del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), confirmó que en los últimos años las exportaciones de zonas francas nicaragüenses han experimentado un crecimiento mayor que las del resto de países de Centroamérica.

Por otra parte, si bien es cierto que el sector no tuvo un buen 2015, en el 2016 ha visto una recuperación.

Solo las exportaciones del rubro textil y confección tuvieron un crecimiento de 5.3% entre los meses de enero y marzo de 2016, en relación con el mismo periodo de 2015, según las cifras de Anitec.

En el 2016, las ventas en los primeros tres meses del año generaron US$341.4 millones y en 2015, US$324.1 millones.

“Hay que tomar en cuenta que no solo confección está creciendo, sino también los otros sectores que están en el régimen de zonas francas. (El sector de los) arneses está creciendo bastante bien. También lo que es el sector de tabaco está creciendo bastante. (El crecimiento) es una situación que se está viendo en todos los rubros de zonas francas”, destacó García.

Mientras tanto, el Informe Ejecutivo del Comercio Exterior de Nicaragua, de enero a marzo de 2016, del Mific, dice que si bien las exportaciones totales experimentaron un decrecimiento en el primer trimestre de este año, por la caída de los precios internacionales de los principales productos de exportación, las ventas de zonas francas experimentaron en ese mismo período un crecimiento de casi un 11%.

Las exportaciones de bienes producidos bajo zonas francas experimentaron un incremento de 10.9%, pasando de US$554.1 millones a US$614.3 millones en el mismo período, revirtiendo la tendencia hacia la baja observada en 2015 debido a la caída de las exportaciones de prendas de vestir como consecuencia de la finalización de los TPL, y a los menores envíos de arneses (cables eléctricos)”, explica el informe.

De acuerdo con ese informe, las exportaciones totales de Nicaragua entre enero y marzo de 2016 ascendieron a US$1,170.3 millones y las de El Salvador, según su Banco Central, a US$1,279.8 millones, de manera que la diferencia en el primer trimestre del año fue de US$109.5 millones.

Para Dean García, de Anitec, es posible que Nicaragua “al nivel que va”, llegue a los US$3,000 millones o US$4,000 millones en exportaciones de zonas francas en los próximos años.

Por lo tanto, también considera “posible” que el país sobrepase a El Salvador en término de exportaciones.

Es posible (que Nicaragua sobrepase en exportaciones a El Salvador), pero yo creo que no hay que confundir el crecimiento de las exportaciones en términos relativos que en términos absolutos”, indicó, sosteniendo que lo más importante es que el sector está manteniendo un crecimiento muy importante en la producción.

Destacó que es importante que en términos relativos el sector de zonas francas de Nicaragua está creciendo mucho más que el resto de los países de la región.

García recordó que hace 10 años, “Nicaragua no estaba en el mapa” de las exportaciones de zonas francas.

“Ya Nicaragua fue número uno en exportaciones de zonas francas en el año 2013 y 2014, bajamos un poco en el 2015. Nuestro mejor año ha sido el 2014, que fue cuando llegamos a prácticamente casi US$1,500 millones. No hemos podido superar esa cifra, pero cuando iniciamos apenas exportábamos US$500 millones. Entonces ha sido un crecimiento bastante bueno”, analizó el director ejecutivo de Anitec.

Trabajo de muchos años

García considera que lo que está influyendo mucho en el crecimiento del sector de zonas francas en Nicaragua es que ha habido políticas dirigidas al mejoramiento y desarrollo de la producción, que se iniciaron hace años y que ahora están fructificando.

“Lo que está pasando es que hay una fuerte producción interna dentro de las empresas, promovida por un crecimiento de contratos”, dijo.

Por otro lado, García opina que el factor de la seguridad está beneficiando mucho a Nicaragua.

El país se está volviendo más competitivo y más atractivo hacia las inversiones por el tema de la seguridad. Yo siento que los problemas de la seguridad en el resto de Centroamérica está provocando esa situación de impacto negativo en las exportaciones de este tipo de rubro (de zona franca) que es de capital extranjero, y es muy, pero muy delicado con el tema de la situación imperante de la seguridad en los países”, sostuvo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus