Donald José Porras Cárdenas/ Presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio de Nicaragua
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La experiencia en casi todos los países del mundo demuestra que el desarrollo económico es casi siempre inalcanzable, y de ninguna manera sostenible, sin el apoyo de asociaciones empresariales  o cámaras que defienden los intereses productivos y las ganancias de sus miembros, al tiempo que ofrecen  a la sociedad bienes y servicios de la mayor calidad al más bajo costo, mientras respaldan la gestión económica del Estado, estableciendo entre el sector público y el privado las más eficaces alianzas y coordinaciones de mutuo beneficio para avanzar hacia metas comunes, y eliminar los escollos que obstaculizan el progreso en materia de controles y políticas tributarias, entre otros aspectos.

En este sentido, la Confederación de Cámaras de Comercio de Nicaragua (CCCN), fundada desde 1975, y respaldada por la ley 849 del 18 de febrero de 2014, o Ley General de Cámaras, Federaciones y Confederaciones Empresariales Gremiales, se encuentra frente al reto histórico de extender su actual ámbito de cámaras departamentales, a la creación de cien cámaras municipales por todo lo ancho y largo del país, mediante un proyecto de mutuo interés y beneficio entre Nicaragua y la hermana República de China Taiwán.

En la introducción del proyecto “Para Fomentar las Importaciones y Exportaciones  entre la República de China Taiwán y Nicaragua”, presentado el 25 de julio de 2016 ante la embajada china por la directiva de la CCCN, se menciona que las relaciones binacionales existentes desde 1930 han generado aportes muy valiosos el pueblo nicaragüense, entre los cuales se destaca la misión técnica del país asiático, que en los últimos años ha modernizado y extendido la actividad agropecuaria en lo relativo a la producción de hortalizas, legumbres y carne porcina.

Además, agrega el documento, desde la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) en 2006, que adquirió vigencia plena en 2008, las exportaciones nicas al mercado taiwanés pasaron de 47.4 millones de dólares en 2012, a 69 millones en 2013, en tanto que la cartera de inversiones taiwanesas en Zona Franca sobrepasa los 14 millones de dólares.

En Nicaragua, describe el proyecto, las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme) ascienden a 400 mil que generan 400 mil empleos y produciendo bienes para exportación y consumo interno, pero esta estructura productiva sufre debilidad de organización municipal que retrasa su expansión empresarial. 

No obstante, el aglutinamiento en cien cámaras municipales, que constituirán la fuerza empresarial más fuerte y representativa del país, permitiría por un lado, mayor capacidad de compra de maquinaria e insumos a China Taiwán, y por otro, multiplicar exponencialmente las exportaciones de productos nicaragüenses al país asiático, donde son muy apreciados por su calidad y su precio, entre otros, los rones, el azúcar, los mariscos y el café.

La metodología de trabajo del proyecto, una vez que se convierta en convenio y entre a funcionar, consiste en que los futuros socios de las nuevas cámaras serán los principales actores del proceso, bajo la coordinación del presidente de la confederación cameral que funja en ese momento.   Para ello, entre los socios de las nuevas cámaras prevalecerán la confianza, la sensibilidad de género, el respeto y la inversión. El proyecto presentado a China Taiwán, además, será ampliamente divulgado entre las cámaras departamentales de la CCCN y los micro, pequeños y medianos empresarios de todos los municipios del país.        

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus