•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un día Jorge Ruiz se aburrió de la monotonía de su empleo y pensó en echar andar un plan de negocios que había elaborado cuando era estudiante de Diseño Gráfico. Se planificó y en menos de seis meses ya había fundado Plan Up, una pequeña agencia de publicidad que empezó con dos colaboradores, pero que con el tiempo alcanzó la decena.

Su sueño siempre fue ser empresario, aunque Ruiz reconoce que emprender no es fácil, pues a su criterio se requiere valor, capital y sobre todo disciplina. “No sabés qué va a pasar con tu empresa, a pesar que me planifiqué y tenía una lista de prospectos, servicios bien definidos y demás, es incierto. Es más, yo en los primeros dos meses casi me arrepiento”, confiesa.

Antes de emprender Plan Up, Ruiz laboraba para una importante agencia de publicidad de Nicaragua, y llegar a ella la vio como un sueño realizado, sin embargo sentía que lo suyo era tener su negocio propio. “Empecé apostándole a las Pymes,  sin embargo los clientes que conseguí son empresas ya grandes, que tienen presupuestos grandes y la cultura de invertir en publicidad”, comenta.

¿En qué momento dejás la agencia y decidís aventarte a formar una empresa?

El sueño de un buen número de diseñadores es entrar a Target, porque es considerada la mejor agencia de publicidad de Nicaragua, y mi sueño personal era tener mi propia empresa, no necesariamente publicidad. Yo en el futuro quería ser empresario. Entré a esa agencia mucho antes de terminar la carrera, aprendí de todo, pero llegó un punto en que sentía que todo era monótono, que todo era igual, por eso al año y medio de estar ahí decidí emprender Plan Up, pero para ello debía tener un plan, ahorros para financiar mi proyecto, eso ocurrió en diciembre 2013, y ya en junio de 2014 tomé la decisión y fundé mi empresa.

¿Qué tan difícil es emprender en la publicidad en una mercado como Nicaragua donde no hay tradición por invertir en esto?

Es un poco difícil, más las Pymes, a las cuales quería enfocarme, porque no tienen la cultura de invertir en publicidad, y no por terquedad de los pequeños empresarios sino porque ellos viven “coyol quebrado, coyol comido”, y la plata que ellos ganan la ocupan para priorizar las cosas del negocio, no les quedan grandes fondos para destinarlos a publicidad.

¿Vos desde un inicio le apostaste a las Pymes o las empresas grandes?

Empecé apostándole a las Pymes, sin embargo los clientes que conseguí son empresas ya grandes, que tienen presupuestos grandes y la cultura de invertir en publicidad.

No es fácil dejar la estabilidad y emprender una empresa en la que tenés un futuro incierto, ¿para vos qué fue lo más difícil?

Todo. No sabés qué va a pasar con la empresa que estás formando, a pesar que me planifiqué y tenía lista de prospectos, servicios bien definidos y demás es incierto. Es más, yo en los primeros dos meses casi me arrepiento y vuelvo a la agencia, porque con los clientes que tenía no me daba abasto, cubría lo básico, pero llegó un punto en el que me estaba endeudando y casi desisto.

Y después de esa turbulencia, ¿cómo ha madurado tu empresa?

Recuerdo que quise desistir un viernes, y por cosas de la vida al día siguiente logré un cliente grande, un restaurante grande de la capital. Eso nos garantizó cierta estabilidad y me animé a seguir, en ese momento solo éramos dos personas, y después de ese tiempo nos llegó otro cliente grande, un call center, eso nos dio más estabilidad y la oportunidad de crecer con más colaboradores. Lo más difícil es no tener la certeza de lo que va a ocurrir y obviamente el capital. Tenía dinero ahorrado, pero debía invertir en equipos. Emprender no es fácil, requiere planificación, capital y disciplina.

Empezaste con dos colaboradores, según decías, ¿a cuántas personas empleás actualmente?

Tenemos 10 personas, entre diseñadores, contadores, creativos e ilustradores. Todos jóvenes y la meta es seguir creciendo y consolidarnos como una importante agencia de publicidad de Nicaragua. 

¿Cómo ves el mercado de la publicidad en Nicaragua?

La publicidad en Nicaragua está en pañales, pero tiene mucho potencial. Estamos dando los primeros pasos, las empresas se están dando cuenta que es importante invertir en publicidad, ya saben que la publicidad contribuye a su crecimiento. Con respecto a las Pymes, estas tienen que desarrollar una cultura en la que esté claro cuán importante es invertir en publicidad. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus