•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque al inicio de este año la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) se creó altas expectativas en cuanto a colocación de viviendas de interés social, debido al bono que el gobierno anunció para facilitar su adquisición, a la fecha no se ha vendido “ni la mitad” de lo que se preveía de ese tipo de casas, afirmó ayer Ricardo Meléndez, vicepresidente de Cadur, durante el anuncio del II Foro Centroamericano de Vivienda y Ciudad.

No significa que la adquisición de viviendas este año esté teniendo un decrecimiento, sino que las que más se están vendiendo son las de entre US$20,000 y US$50,000, según Meléndez.

“La demanda de las mismas (viviendas) es latente, existe y es creciente, solo que las viviendas que más se están vendiendo son las que se han vendido siempre (en el país), aquellas de entre US$20,000 y US$50,000 y representan el 60% de las ventas”, aseguró el vicepresidente de Cadur.

Para Meléndez, hay menos proyectos que están ofreciendo viviendas con precios menores a los US$20,000, debido a que financieramente no son viables. “Ese precio está congelado desde el 2009 (el techo de vivienda de interés social), sin embargo, año con año, por siete años seguidos como sector privado, hemos negociado aumentar la mano de obra al 10% anual con el gobierno y todo ese 10% anual incrementa el costo de construcción, por lo que hacer una vivienda cuyo precio está paralizado obviamente será inviable financieramente, con menos incentivos para los desarrolladores y no hay un retorno de inversión”, apuntó el urbanizador.

Meléndez refirió que como cámara vieron altas expectativas de colocación de viviendas con el bono anunciado por el gobierno, pero que no ha tenido los resultados esperados. “No tengo la cifra real de cuánto de esos bonos se han colocado, pero sí te puedo decir que pocos”, recalcó.

Debido a que están “lejos de las expectativas proyectadas”, Meléndez expresó que como cámara están solicitando al gobierno hacer un ajuste en el techo del precio de una vivienda de interés social “para poder redireccionar todos esos recursos, y que todos los desarrolladores comiencen a enfocarse en viviendas que sean factibles financieramente”.

  • 23 mil dólares es el techo del precio que deberían tener las casas de interés social, según líderes de los urbanizadores. 

“Nosotros hemos hablado que pudiéramos andar en US$23,000, lo que no significa que no se van a hacer casas de US$20,000”, explicó Meléndez.

Fondo de garantía

Para Héctor Lacayo, presidente de Cadur, otra opción para incentivar la adquisición de viviendas, ya sean de interés social o no, es la creación de un Fondo de Hipoteca Asegurada: Es “un fondo que hemos venido impulsando desde hace un poco más de un año y ya hemos hablado con las diferentes instituciones bancarias y con el gobierno, es un reto que debemos cumplirlo para darle esa oportunidad a las familias nicaragüenses, de que puedan optar a un financiamiento y ser sujetos de crédito”.

Según Meléndez, ese fondo tiene “por objetivo que aquellas familias que no son sujetas a crédito, pero sí tienen la capacidad de pago, puedan optar a la obtención de una vivienda, de acceder a un crédito hipotecario a largo plazo”.

Anuncian foro

Cadur, junto con la Unión Interamericana de la Vivienda (Uniapravi), informó ayer que realizará el II Foro Centroamericano de Vivienda y Ciudad los días 22 y 23 de agosto, en el Centro de Convenciones Crowne Plaza. 

De acuerdo con Cadur, en ese foro participarán 16 conferencistas internacionales, los que expondrán sobre las experiencias de vivienda y ciudad en Latinoamérica.

Entre los temas que se abordarán durante el foro están: Políticas públicas para impulsar el financiamiento de la vivienda y desarrollo urbano sostenible; Financiamiento para la vivienda y ciudad sostenible en Centroamérica; Retos para el desarrollo urbano sostenible; Financiamiento de vivienda sustentable, entre otros.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus