•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con un crecimiento anual del 17%, las motocicletas se han convertido en el medio de transporte más popular entre los rivenses y en uno de los pilares fundamentales del desarrollo económico y social  de la localidad. Las estadísticas indican que estos vehículos de dos ruedas mueven más de 10 millones de córdobas al mes en este departamento, sin incluir el pago de cuotas por compras al crédito.

Según las cifras del registro vehicular de la Policía Nacional en Rivas, hasta la primera semana de agosto se contabilizaban 20,800 motocicletas. En promedio se venden ocho motos al día y al mes acuden más de 320 personas al registro vehicular a solicitar placas para sus motos cero kilómetros.

En el 2014, en las calles rivenses aparecieron  2,696  nuevas motos, y en el 2015, las ventas crecieron a 3,047 unidades. Las proyecciones para este año es  alcanzar las 3,900   matrículas, ya que  hasta la primera semana de agosto se habían inscrito en el registro vehicular  2,309 motocicletas.

Debido a la creciente demanda de motos, las tiendas y casas comerciales aprovechan para mantener sus ofertas.

“Creemos que el mercado de motos va a continuar en crecimiento, y las ofertas ya se han extendido a la isla de Ometepe y  otros municipios como San Juan del Sur   y Tola”, señaló el comerciante Enrique José Flores, quien desde el 2010, se dedica a ofrecer motos en sus tiendas.

De acuerdo con este comerciante, cuando incursionó al negocio de motos, los puestos de  venta se contabilizaban con los dedos de una mano.

“Ahora hay más de 15 establecimientos que ofrecen motos, a través de financiamientos con entidades bancarias o las mismas casas comerciales  y los clientes aparecen de todos lados, desde campesinos que dejaron a un lado sus caballos  hasta jóvenes que trabajan en empresas como zona franca, el ingenio o por cuenta propia“ explicó.

Los precios de las motos oscilan desde los 949 dólares hasta 3,549 y a como varían las marcas  y tipos de motocicletas, también proliferan  las modalidades  y líneas de créditos.  

“Acá hay  motos de bajo y alto cilindraje,  de estilo deportivo, ninja,   mensajera,  con amplio stock de repuestos,   y entre mis clientes hay médicos, obreros, abogados, campesinos  y  al mes vendo 55 motos en promedio”,  señaló   el comerciante José Jesús Guillén, quien es uno de los pioneros de este negocio en Rivas.  

Mueven millones

El economista rivense Róger Palma, aseguró que el auge de las motos ha venido a dinamizar la economía,   a favorecer el empleo informal y a solventar el  problema  del transporte público que aqueja a los  rivenses.

“Las 20,800 motos que están oficialmente registradas actualmente en Rivas  mueven alrededor de 10 millones de córdobas mensuales,  distribuidos en gasto de  combustible y en el mantenimiento periódico que se les brinda cada mes, para hacer cambios de aceite y ajustes,  y a esto hay que sumar  que son fundamentales en negocios como vulcanizadoras y  puestos de ventas de repuestos, porque su papel en la economía local es de suma importancia”, explicó Pérez.

El analista económico Álvaro Larios, agregó que las motos también se han  convertido en herramienta primordial de personas que han creado sus propios trabajos, como vendedores ambulantes.

A la vez detalló que la tendencia del crecimiento de motos, obedece a que  el servicio público no satisface la demanda de los usuarios y “por eso  han optado por trasladarse en vehículos de dos ruedas, ya que ni siquiera existe transporte colectivo interno entre los barrios  o áreas de trabajo de la ciudad  y el servicio selectivo es uno de los más caros del país, sea taxi o triciclo  y además el movilizase en sus motos les permite administrar mejor el tiempo”, señaló.  

El mecánico de motos, Silvio Saballos  aseguró que diez años atrás las pocas motocicletas que llegaban a su taller eran utilizadas  usualmente  por trabajadores de instituciones del Estado.

Agregó que los chequeos rutinarios que se hacen generalmente cada mes, tienen un costó que oscila entre 250  y 300 córdobas, “y se hacen para el cambio de aceite  ajustes menores como chequeo de frenos, espejos, pidevías, chisperos entre otros”, explicó.

Generan cadena de negocios

Junto a los talleres de motos también han proliferado los establecimientos  de repuestos de estos vehículos, “porque hace  12 años eran cuatro negocios y hoy se han cuadruplicado  y la demanda es variada y crece“ explicó el comerciante, Bosco Bobadilla.

A la vez reveló que los repuestos de mayor demanda son; llantas, neumáticos, pidevías, espejos y cascos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus