•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Consejo Empresarial de América Latina (CEAL) concluyó  ayer su Segunda Junta Ampliada en Managua, advirtiendo a través de una declaratoria el “gran riesgo de que las naciones se cierren cada vez más con sus proteccionismo e intolerancia”.

El empresario César Augusto Lacayo, presidente del CEAL Capítulo Nicaragua, clausuró la junta, que se realizó durante dos días, leyendo la declaratoria después de dos paneles en los que se señaló la importancia de la educación de calidad y las inversiones hechas en Nicaragua.        

“Nos enfrentamos a enormes retos, migraciones motivadas por políticas, guerras y economías colapsadas, las naciones para enfrentar esta tendencia generan fuerzas cada vez más proteccionistas y nacionalistas, cerrando sus fronteras cada vez más, separándose de sus alianzas establecidas “, dijo en su lectura Augusto Lacayo.

Para el CEAL esa tendencia representa “un gran riesgo de que las naciones se cierren cada vez más, aumentando su proteccionismo” y su “intolerancia”. 

El Consejo Empresarial de América Latina también hizo observaciones al desenvolvimiento político en la región, afirmando que “la crisis de las democracias aumenta por la crisis de los tradicionales y grandes partidos políticos que hoy día no dan respuestas convincentes ni a sus miembros ni a la propia sociedad, separándose cada vez más de la sociedad”.  

Calidad del crecimiento 

El crecimiento económico fue abordado en esta Junta del CEAL y en la declaratoria se establece que “crecer es una necesidad para todas las sociedades; sin embargo, se debate la calidad de este crecimiento que debe proporcionar desarrollo humano, social y ambiental, dentro de un ambiente de paz, libertad y competencia”. 

Augusto Lacayo también leyó que “el Estado asume cada vez más la función de árbitro para que las reglas de ese juego se cumplan de una manera imparcial, justa y sin intervencionismo”.

Dos aspectos que atañen directamente a Nicaragua fueron la integración regional energética y el turismo, estableciéndose en la declaratoria la necesidad de  “mejorar la competitividad” y “ofrecer valores añadidos a los productos y servicios”. 

Para Nicaragua, “la cooperación en estas áreas (energía y turismo) con países vecinos o latinoamericanos puede hacer la gran diferencia en la conectividad internacional”. 

Inversión y consenso

Bayardo Arce, asesor para asuntos económicos y financieros de la presidencia;  José Adán Aguerri, presidente del Cosep; los inversionistas Roberto Zamora, Ernesto Fernández Hollman y José Antonio Baltodano participaron en el último panel planificado por el CEAL  para abordar el tema de “oportunidades de negocios en Nicaragua”.

Arce y Aguerri destacaron el buen resultado de la política de diálogo y consenso entre el sector público y privado, mientras Fernández Hollman relató a los empresarios congregados su experiencia en la inversión de plantaciones de palma africana y en la producción de energía limpia  con bagazo de la caña de azúcar. 

Roberto Zamora resumió el resultado de las inversiones como el actor del sistema financiero nacional y dijo que “la coyuntura del crecimiento actual basada en el bajo precio internacional del petróleo debe ser aprovechada”.

En tanto, Arce también destacó: “queremos enfocarnos en la agroindustria, agregar valor. Nicaragua es un país en que se puede invertir para procesar y agregar valor a la materia prima, al alimento”. Asimismo, añadió que “difiero de que  el crecimiento para Nicaragua esté basado en una coyuntura del precio del petróleo, porque el petróleo tiene año y medio de haber bajado de precio, mientras Nicaragua ha tenido un crecimiento sostenido en los últimos cinco años”.      

  • 14 de noviembre es la próxima reunión del CEAL en Miami.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus