Noel Ramírez Sánchez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como usted sabe, la economía es un sistema y como tal, sus distintos componentes están íntimamente relacionados. En otras palabras, sus componentes no son compartimentos aislados e incomunicados.

Sin embargo, frecuentemente lo olvidamos y algunas veces lo ignoramos, por la forma en que nos educaron o por la forma en que nos han obligado a analizar la economía y por ello, también con frecuencia, escuchamos a economistas decir que son “especialistas” en aspectos fiscales, monetarios, comerciales o laborales. Pero usted que es un empresario o un gerente y cuya primera responsabilidad es entender el entorno económico y político en el que se desarrolla, necesita tener una visión de conjunto y una capacidad de análisis que sea integral.

Veamos el siguiente ejemplo.

Supongamos, como buenos economistas que vivimos de supuestos, que el precio del principal producto de exportación de la economía donde operamos se ha caído bruscamente.  Nuestra primera reacción seria concluir que los productores pertenecientes a ese sector estarán en problemas.  

Sin embargo, poco tiempo después reconoceremos que no solo los “productores” estarán en problemas, sino que las personas que laboran en ese “sector”, también estarán en problemas.

Pero no solo los productores y los trabajadores que de forma directa laboran en ese sector estarán en problemas, ya que toda la actividad económica que indirectamente depende de ese sector, también estará en problemas.  El comercio que abastece a ese sector estará en problemas.  Los suplidores de insumos y materias primas estarán en problemas.  Los suplidores de crédito y los acreedores en general también estarán en problemas.

Pero esta interrelación no se limita a los sectores o agentes económicos que directa o indirectamente están relacionados con el sector exportador que ha sufrido la caída en el precio internacional.  Los problemas de esta caída en el precio de ese producto van mucho más allá.

En términos deportivos, “la bola pica y se extiende”.

Veamos cómo.

Primero, la caída en el precio del principal producto de exportación, reducirá las utilidades generadas por ese rubro y por lo tanto, reducirá los ingresos fiscales que recibirá el Estado en el corto plazo. Como consecuencia, el Estado enfrentara esta situación utilizando sus depósitos en el Banco Central y reduciendo la reservas internacionales, o endeudándose en el exterior, o endeudándose en el mercado local e incrementando las tasas de interés, o reduciendo el gasto público, ya sea corriente o de inversión, o poniendo nuevos impuestos, con lo cual se reducirá el crecimiento económico, o recurriendo a un “combo” de todo lo anterior.

Segundo, la caída en el precio del producto de exportación y la forma en que decida actuar el gobierno incidirán en el comportamiento del sistema financiero y en la política monetaria del Banco Central. Por un lado, la caída en el precio del producto de exportación podría incidir negativamente en la recuperación de su cartera por parte del sistema bancario, lo cual podría incidir en los niveles de financiamiento para el siguiente ciclo económico, a menos que el sistema bancario intensifique su esfuerzo de captación interna o se endeude en el exterior.  Pero por otro lado, la respuesta del gobierno también incidirá en la ejecutoria del sistema financiero, ya que como dijimos, si el gobierno decide utilizar sus depósitos en el Banco Central, se reducirán las reservas internacionales y dependiendo del nivel reducción, se podría llegar a afectar la política cambiaria.  Y si el gobierno decide endeudarse en el mercado local podría provocar un aumento en las tasas de interés y podría reducir la disponibilidad de crédito para el sector privado.

Tercero, si el gobierno decide reducir el gasto público o poner nuevos impuestos, usted debería estar atento para saber qué sectores serían los afectados y cuáles serían las repercusiones en su actividad empresarial.

Cuarto, mejor aquí concluyo, ya que el objetivo no es agobiarlo, sino motivarlo a dominar estos temas.

Por lo tanto y como puede observar, la economía es un sistema donde todo está interrelacionado y usted como empresario o gerente general debe estar en capacidad de realizar este tipo de análisis.  Y si le interesan estos temas, pase por Hispamer o El Nuevo Diario y adquiera “Reflexiones para la Alta Dirección Empresarial”. nramirezs50@hotmail.com

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus