•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings ratificó la calificación de deuda soberana de largo plazo en moneda nacional y extranjera de Nicaragua en "B+" con perspectiva estable, mientras que la  calificadora Moody's consideró que  algunas decisiones dentro  del clima político son negativas para su crédito, actualmente calificado por la firma en B2 (estable).

Asimismo, Fitch confirmó en "B" la calificación de la deuda soberana de corto plazo en moneda nacional y extranjera y mantuvo el techo país en "B+", indicó el Banco Central de Nicaragua.

Por su parte, Moody's afirma en un análisis que “aunque no hay señales de que el gobierno tiene la intención de desviarse de su actual política de mercado, la eliminación de la oposición política en el Congreso plantea preguntas acerca de una cambio de actitud hacia el sector privado". Moody's reconoce que la iniciativa de colaboración público-privada que ha prevalecido hasta ahora, ha sido esencial para el buen desempeño macroeconómico de Nicaragua. 

FACTORES

La calificación de Fitch Ratings se sustenta en los siguientes factores: la tendencia positiva del crecimiento económico, el historial de política fiscal prudente y reducción de deuda, de acuerdo con información del banco emisor del Estado.

También toma como referencia un marco de políticas fiscales y cambiarias que han apoyado la consolidación macroeconómica y la reducción de la inflación, agregó la institución bancaria en un comunicado.

Fitch Ratings sugirió que el país siga realizando esfuerzos para superar las debilidades estructurales de la economía, incluyendo el bajo nivel del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita.

Además, para superar la poca profundidad del mercado de capitales domésticos, los indicadores sociales y de gobernabilidad, y de forma general las vulnerabilidades externas.

Según el Banco Central, la calificación de Fitch Ratings confirma la estabilidad macroeconómica de Nicaragua, destacada en los últimos años por organismos internacionales y agencias especializadas.

MÁS ESFUERZOS

“Es una calificación mejorada a la que teníamos el año pasado, es decir, que no ven ningún cambio que altere la calificación, es una calificación que todavía está por debajo del grado de inversión”, dijo el economista Mario Arana.

El economista agregó que la calificación significa que “hemos mejorado un peldaño, pero todavía somos de riesgo, lo importante es que Nicaragua continúe viendo la manera de mejorar esa calificación, también nos dice que la calificación luce estable”.

INVERSIÓN

En tanto, el economista Sergio Santamaría señaló que la calificación refleja  que Nicaragua, en términos de endeudamiento, tiene una calificación positiva, “lo mantiene estable y ratifica la estabilidad macroeconómica del país”.

A su criterio, Nicaragua durante 40 años no ha tenido una modificación sustantiva, pues sigue siendo un país agroexportador con bajo nivel de transformación y tampoco se han desarrollado servicios de alta competitividad y tecnologías.

Ambos economistas coincidieron que el país debe procurar mejorar las calificaciones para atraer más inversión, generar más ingresos y reducir los niveles de pobreza.

El año pasado el PIB de Nicaragua creció en 4.9%, con una inflación de 3.05%, según cifras oficiales. El Gobierno calcula que el país crecerá en 2016 entre 4.5% y 5%, con una inflación que se situará entre 5% y 6 %.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus