•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cumplimiento de las leyes laborales, buenos sistemas de gerencia y un diálogo abierto entre trabajadores y directores es fundamental en el crecimiento de cualquier empresa, señaló Ivo Spauwen, experto en normativa laboral de Better Work Global, quien estuvo en Nicaragua impartiendo un seminario sobre Autodiagnóstico y Primer Informe de Progreso a representantes de 24 fábricas de la industria textil y confección, ubicadas en diferentes departamentos del país. 

El seminario buscaba guiar a las empresas en el proceso y los requerimientos para hacer un autodiagnóstico que les permita fortalecer las áreas débiles. El experto propone una herramienta digital a las fábricas en los países donde tiene presencia. Better Work es un programa innovador, producto de la alianza entre la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Corporación Financiera Internacional (IFC), el cual promueve un comportamiento proactivo, ofreciendo a las industrias la oportunidad de estar a cargo de su propio proceso de mejora y a la vez, articular sus necesidades de aprendizaje. 

¿En qué consiste esta herramienta? 

La herramienta es parte de un paquete que busca que las fábricas sean proactivas y más importante aún, que se adueñen del proceso de mejora. El plan digital es básicamente una plataforma con la cual las fábricas pueden compartir directamente con las marcas su estado. Pero también queremos que sean transparentes en cuanto a identificar sus propias oportunidades de mejora y que compartan esa información (mejoras e iniciativas) con las marcas. Uno de los roles de Better Work es validar esa información, no solo queda en las fábricas. De este modo, tratamos de que las marcas premien a aquellas fábricas que sean más transparentes y eficientes. 

¿Y esos resultados son medibles?

Efectivamente. De hecho, nosotros solo podemos evaluar aquellos hallazgos que son medibles. Se puede crear una medida estándar, pero también hay que ver el aspecto cualitativo. Hay cosas un poco más difíciles, es decir, se puede medir la eficiencia de un sistema de gerencia, pero es más difícil medir la calidad de la comunicación en el lugar de trabajo. 

 ¿Cuánto dura, en promedio, ese proceso? 

Depende del esfuerzo y la iniciativa de la fábrica, así como del apoyo de la marca. Nosotros diseñamos el apoyo, la asesoría, dependiendo de la iniciativa y voluntad de la fábrica. Si hay anuencia de parte de la gerencia en participar, si cree en el proceso del diálogo, las cosas avanzan más rápido, pero si la fábrica entra al programa solo por presión de la marca hay resistencia y el proceso es más lento.

El encuentro que sostienen en Nicaragua es con zonas francas, pero ¿puede aplicarse esto a otras empresas?  

Los principios son aplicables a todos los sectores. Todas las empresas necesitan de un buen diálogo entre gerencia y trabajadores, por eso es aplicable a todos los sectores. Me parece que todas las empresas necesitan buenos sistemas gerenciales, buena comunicación, claridad en cuanto a funciones y roles de sus empleados, procedimientos para la resolución de conflictos y quejas, esto aplica para todos independientemente si es de la industria textil o turismo. De otro modo, la empresa podría quedarse rezagada.

¿Cómo ha sido la experiencia en los otros países?     

Nuestro programa está en siete países, principalmente en Asia porque ahí es donde vemos la mayor parte de la industria textil de las cadenas de suministros a nivel global y cada país es mundo aparte, o sea, hay un ambiente distinto, dependiendo de la situación política, de la legislación existente, de las contrapartes y también de la estabilidad de la propia industria textil; eso es como punto de partida. 

Cada país tiene su propio tema crítico, en Bangladesh, por ejemplo, estamos trabajando en la seguridad contra incendios porque hemos visto muchos accidentes en el pasado. En Indonesia, estamos haciendo énfasis en el diálogo social entre gerencia y trabajadores, ellos tienen una industria relativamente buena, tienen buenas normativas. En Jordania hay una gran fuerza laboral migrante y por tanto trabajamos para que se respeten sus derechos como respetan los derechos de los trabajadores jordanos, son migrantes del sur de Asia. 

¿Y en Nicaragua cuál sería ese tema a trabajar?  

En Nicaragua veo que se debe desarrollar una cultura de seguridad e higiene ocupacional, por eso este congreso es muy importante. Ahorita estamos trabajando en un informe que va a mostrar mejoras en distintos sectores. Nicaragua tiene un buen desempeño en lo que se refiere a las normas fundamentales de trabajo de la OIT, por ejemplo: no hay trabajo infantil, ni discriminación laboral y hay una mejora sustancial en la compensación salarial, sin embargo, vemos problemas en los sistemas de salud e higiene ocupacional, algunos riesgos y entonces queremos trabajar en conjunto con el Gobierno, con las fábricas y con los trabajadores. 

Otro aspecto que se puede mejorar es el diálogo entre la gerencia y los sindicatos porque vemos algunos riesgos en el mutuo entendimiento, esto es fundamental para crear un ambiente sostenible y nosotros estamos anuentes a apoyarles a crear una industria más competitiva.   

¿En cuántos países han puesto en marcha esta herramienta?

Trabajamos con 1,200 fábricas a nivel global y todas han estado haciendo un autodiagnóstico. Pero de hecho Nicaragua y Haití son los primeros dos países que van a usar esta plataforma web, luego en los siguientes meses vamos a llevarla a Asia.   

¿Quién es?

Ivo Spauwen

Ivo, de origen holandés, es miembro del Staff Global de Better Work desde el año 2013. Radica Bangkok y está a cargo de los servicios de asesoramiento de BW global, trabajando estrechamente con los asesores de los programas de Better Work en Asia, Medio Oriente y las Américas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus